Y es que, como explica Manuel Valenciano, director de servicios gestionados de Fujitsu, “nuestro compromiso es hacia los usuarios. Se trata de apoyar el cumplimiento de nuestros compromisos, por eso somos muy estrictos con la definición, seguimiento y control de los niveles de servicio”.

Para ello, Fujitsu ha desarrollado sus propias metodologías para el diseño y construcción de servicios, “para fomentar su mejora continua a lo largo del tiempo”, además, explica Valenciano, “otro de sus componentes básicos es la transición y transformación, de modo que se aumenta la calidad y se disminuyen los costes”.

Así las cosas, trabajan con el cliente en desarrollar el proyecto completo y, en el caso de ser necesario, establecen alianzas y colaboraciones específicas. 

Actualmente, la tendencia en los centros de datos es hacia la consolidación y rejuvenecimiento de los centros de datos, por lo que “es recomendable estandarizar al máximo, automatizar y virtualizar lo que se pueda”. De hecho, tienen en marcha la iniciativa Triole, que apuesta por la industrialización de los servicios, para aprovechar y capitalizar, sobre todo, el conocimiento. Además, trabajan en la mejora continua de la implantación y eliminación de fuentes de trabajo innecesarias.

En toda esta infraestructura, destaca RIM, su centro de gestión remota, que combinan con equipos en casa del cliente. Aunque, como matiza Valenciano, cada vez se apuesta más por la eliminación de las barreras geográficas, “buscando una ubicación más adecuada para prestar el servicio”.

Y es que, aunque la crisis presiona, en el área de servicios, “no es tan mala, aunque nos obliga a pensar en hacer las cosas de otra manera”.

En su propuesta de servicios gestionados juega un papel clave el canal de distribución, que puede ofrecer “paquetes” de servicios, “desde que se produjo la unión de Fujitsu Siemens con Fujitsu Services, estamos potenciando mucho el tema de los servicios para el canal”, aclara Manuel Valenciano.