El servicio de emergencias en España está transferido a las comunidades autónomas que se ocupan de su gestión y mantenimiento. El CAT112, el servicio catalán, dispone de dos centros replicados en Reus y en Zona Franca de Barcelona, cada uno de ellos con su propio equipo de operadores (40 en Reus y 49 en Zona Franca) y encargados de la mitad de las llamadas recibidas, aunque en caso de emergencia, cualquiera de los dos puede asumir la totalidad de ellas, al estar los sistemas y equipos replicados.

El centro de Zona Franca debía renovar sus instalaciones y en los últimos meses ha abordado un proyecto que le sitúa entre los más eficaces de nuestro país. No en vano, las instalaciones dan respuesta a unas 8.000 llamadas de emergencia diarias, o el equivalente a 3 millones al año y, como explica Jordi González Freginé, Director del Área de Tecnología e Innovación del CAT112, “el proyecto ha dado respuesta a la continua necesidad de poner a disposición de los operadores las últimas herramientas existentes, y en las mejores condiciones posibles”, explica el director de Informática e Innovación de CAT112.

La iniciativa ha permitido renovar el sistema de comunicaciones por uno de nueva generación de la marca Avaya, que le va a permitir alcanzar nuevos ratios de efectividad en su servicio. De hecho, permite no sólo recibir llamadas convencionales, sino también comunicaciones vía SMS de personas con discapacidad o alarmas del sistema de taxis (SEQTAXI), todas ellas atendidas en catalán, castellano, inglés, francés y alemán.

El proyecto que ahora ha culminado ha sido puesto en marcha por Datapoint Europe en una iniciativa de renovación especialmente sensible, pues debía garantizar el servicio sin detenerse en ningún momento  y balancear la carga de llamadas entre los centros, mientras se realizaban las tareas de instalación, prueba y puesta en marcha.