El Ayuntamiento de Palma de Mallorca acaba de recibir la certificación en calidad ISO 9001:2000, siendo el primer consistorio no sólo en España, sino en toda Europa, en recibirlo. Con este certificado los regidores municipales pretenden sobre todo mejorar la calidad de los servicios municipales, tanto para todos los ciudadanos empadronados en la ciudad como para aquellos que visitan la ciudad. El consistorio emprendió este proyecto hace ahora dos años y la propia alcaldesa de la ciudad, Catalina Cirer, agradecía el empeño y la colaboración aportada por todos los grupos políticos y los trabajadores, especialmente porque año a año estas certificaciones se han de renovar. Pedro Álvarez, concejal de Hacienda, Función Pública e Innovación, explicaba que para poder llevar este proyecto el consistorio se ha embarcado en un proyecto tecnológico más ambicioso en el que cuenta con la colaboración de T-Systems. Así, el ayuntamiento está renovando todos sus servidores, creando una “pantalla espejo” para que los servicios que se pueden hacer a través de la Web municipal (que, a su vez, se renueva año a año) nunca se dejen de ofrecer y está actualizando su ERP para acabar implantando uno SAP. Los responsables del proyecto aseguran que han sido necesarias muchas horas de formación, incluso en horarios nocturnos (para respetar los turnos de, por ejemplo, la policía municipal) por parte de T-Systems. De hecho, se calcula que han sido necesarias 9.000 horas de trabajo solamente para llevar a cabo el proceso de normalización del certificado de calidad.