El Ministerio ha dotado su plan con un presupuesto de 20,8 millones de euros, con el objetivo de desplegar o mejorar las redes inalámbricas de establecimientos hoteleros, de modo que se ofrezca un servicio gratuito WiFi de calidad a sus clientes, desde cualquier parte del establecimiento, y se absorba el aumento de dispositivos móviles disponibles por persona.

Con la condición de que la red inalámbrica desplegada cubra en torno a un 90 por ciento de la superficie del establecimiento hotelero, incluyendo las habitaciones y las zonas comunes (cerradas y abiertas), estas ayudas financieras cubrirán hasta el 80 por ciento del proyecto, con un máximo de 25.000 euros y un mínimo de 5.000.

Los hoteles que pueden acceder a este programa son los de las Comunidades de Andalucía, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Islas Canarias, Castilla y León, Asturias, Murcia, Ceuta y Melilla.

D-Link se ha sumado a esta iniciativa con descuentos especiales de hasta el 30 por ciento en sus soluciones empresariales, tanto cableadas como inalámbricas. Para la instalación o mejora de las redes WiFi, D-Link recomienda su solución de Wireless Centralizado basada en la controladora inalámbrica DWS-3160-24P, para la implementación de redes escalables Wireless N (hasta 600Mbps) o Wireless AC (hasta 1.750Mbps), alimentadas a través del cable de red LAN gracias a la tecnología PoE (Power Over Ethernet), con control de ancho de banda, Portal Captivo personalizable y seguridad avanzada.

En lo que a switching se refiere, la compañía también hará un importante esfuerzo con condiciones especiales de hasta un 20 por ciento de descuento en varios de sus switches PoE.