Windows Vista se ha vestido de largo en la presentación oficial que ha tenido lugar en SIMO y en la que no sólo se han explicado las mejoras que aporta este sistema operativo y la nueva versión de Office, sino que clientes de renombre, como Repsol YPF o la Comunidad de Madrid, han explicado sus experiencias con esta arquitectura.

Rosa García, presidenta de Microsoft Ibérica, volvía a hacer hincapié en la importancia de la productividad y, tras enfatizar que el desarrollo de Windows Vista ha supuesto una inversión de 20.000 millones de dólares (el equivalente, según sus datos, a toda la investigación pública y privada que realiza España en 3 años), volvía a insistir en la relación directa entre tecnología y productividad.

Por eso, remarcaba ante los más de 1.500 profesionales reunidos entorno a esta presentación, que lo importante es tener los empleados adecuados y, en segunda instancia, darles las herramientas necesarias para que desarrollen todo su potencial. “La solución está en los empleados, que tienen la capacidad de innovar y de tocar el corazón de los clientes, trabajando en equipo. Pero eso no basta”, asegura García, “sino que hay que darles las herramientas necesarias”.

En este contexto, la máxima responsable de Microsoft considera que en España se le da poca importancia al software, ya que, frente a los 154 euros de media que, por empleado y año, se gastan en Europa, los españoles solo destinan 50 euros de media.