BBVA, a través de su filial estadounidense Compass Bank, acaba de anunciar que invierte en el área de experiencia de usuario con la compra de Spring Studio. Según la entidad, a medida que crece el número de clientes que accede a su banco a través de móviles, ordenadores y tablets, la experiencia digital va a ser cada vez más determinante a la hora de elegir un banco u otro. “Con Spring Studio podemos avanzar muy rápidamente en nuestras aspiraciones en el terreno del diseño”, afirmó Carlos Torres Vila, director de Banca Digital de BBVA.

Spring Studio, compañía fundada en 2001, continuará operando como una compañía independiente, pero se centrará en proyectos de BBVA. Bruce Randall, cofundador y presidente; y Sanjay Shamdasani, cofundador y director de Estrategia de Diseño, continuarán liderando su equipo de 38 personas en las oficinas de San Francisco.

Los equipos de investigación, estrategia y diseño de Spring Studio tienen una experiencia en crear soluciones digitales para algunas de las firmas más reconocidas e innovadoras de la industria de las finanzas, el comercio electrónico y la tecnología. Ahora se va a centrar ahora en los proyectos de BBVA en Estados Unidos y en América del Sur.

Estas adquisiciones siguen a la de Simple, un servicio pionero de banca digital en Estados Unidos, y la startup española de big data Madiva, realizadas el año pasado.