La nueva barra de sonido YAS 101 de Yamaha mide 9 x 10,7 cm, e incluye todos los elementos sonoros necesarios para proporcionar un audio de gran potencia.

En su interior hay dos altavoces y un potente subwoofer que, en conjunto ofrecen una potencia de 120 vatios y es capaz de crear un efecto envolvente sin necesidad de componentes externos.

Además de la tecnología Air Surround Xtreme, la barra Yamaha YAS 101 también cuenta con Clear Voice, que identifica y prioriza el volumen de los diálogos de las películas para elevarlos sobre la música o los efectos especiales.

La barra es compatible con Dolby Digital y Dolby Prologic II o DTS y está provista de UniVolume, para regular automáticamente las variaciones de volumen entre las películas y los anuncios.

Para mejorar su integración con el televisor, Yamaha ha desarrollado una solución denominada IR Flasher, que permite al equipo enviar códigos infrarrojos de control remoto a través de él hacia el televisor. De esta forma, se puede colocar delante de la pantalla sin preocuparse porque pueda interferir con el receptor del mando a distancia. Además también puede instalarse en sobremesa o colgarse de la pared.

Yamaha YAS 101 integra un cable digital óptico para su conexión al televisor HD y dispone de dos entradas ópticas, una entrada coaxial y una salida para subwoofer para conectar un altavoz externo. Su precio es de 349 euros.