Al menos así lo creen en compañías como arsys, experta en lo que ya se denomina “presencia en Internet” y que mostrará en el próximo SITI/asLAN (Ifema de Madrid, 27, 28, 29 de marzo) su última novedad, CloudBuilder.

Se trata, en este caso, de una solución integral para desplegar infraestructuras virtuales de hardware y software en una plataforma Cloud flexible y dinámica, pero con las máximas garantías de seguridad y un eficiente sistema de pago por uso. 

El modelo permite crear y gestionar centros de datos en Cloud, que se redimensionan en cuestión de minutos, y se adaptan a cada necesidad concreta, sin migraciones y permitiendo afrontar fácilmente proyectos que antes requerían una elevada inversión.

La solución se apoya en la plataforma de Cloud Hosting de arsys, con servidores de IBM, cabinas de almacenamiento de HP 3PAR, sistemas de balanceo de carga de F5 Networks  y sistemas operativos cloud, como VMware vSphere, y el Centro de Datos de la compañía con capacidad para más de 15.000 servidores.