El gesto de Apple hace que los desarrolladores se enfrenten a unas menores exigencias,  lo que hará que el numero de aplicaciones que estén en disposición de contar con el beneplácito de Apple sea mayor, así como que todos los usuarios de la App Store tengan la posibilidad de encontrar más variedad de herramientas.

En la web para sus desarrolladores han realizado una actualización y allí puede leerse: “Hemos escuchado a nuestros desarrolladores y aprendido mucho de su feedback. Así que basándonos en sus peticiones, hoy traemos algunos cambios importantes a nuestra licencia para el Programa de Desarrolladores de iOS en las secciones 3.3.1, 3.3.2 y 3.3.9, eliminando así algunas restricciones que pusimos a principios de este año.

Una de las modificaciones que más ha sido reclamada, la que impedía que los desarrolladores usen el entorno de programación que les fuera más cómodo y que se vieran obligados a programar con el SDK de Apple, ha sido solventada.

El SDK de Apple es una buena herramienta, pero muchos desarrolladores que no saben programar en Objective C o simplemente deseaban hacer uso de otros lenguajes de programación.

Al mismo tiempo han liberado una guía de revisión de aplicaciones en la App Store, con la que los desarrolladores pueden conocer con mayor detalle cómo revisan las aplicaciones envían para su aprobación.