A medida de las infraestructuras de TI siguen creciendo y se diversifica el número y tipo de dispositivos que necesitan soporte, la gestión del puesto de cliente se está convirtiendo en algo cada vez más crítico para controlar y maximizar el valor de las inversiones en las infraestructuras tecnológicas.

Aunque las prácticas de gestión del puesto de cliente están presentes en el 90 por ciento de las empresas encuestadas para llevar a cabo este estudio, muchas de ellas han detectado problemas a la hora de proporcionar valor a través de sus aproximaciones debido a los altos costes en tareas de gestión básica como la realización de inventario, el despliegue de software o la gestión de recursos disponibles.

“El constante incremento de las preocupaciones por los temas de seguridad, conformidad y complejidad de las TI, está llevando a que la gestión de los dispositivos no sea un aspecto que esté solo en las mentes de los responsables de las infraestructuras de TI, sino que también preocupa a los directores de sistemas, a los CIO y a los propios responsables del negocio”, apunta el consultor del Grupo de Sistemas Europeo, Matthew McCormack. Según este responsable, las herramientas de gestión de dispositivos están ampliamente implantadas en las empresas pero, sin embargo, continúan enfrentándose a grandes retos para ganar valor y ahorrar debido a la alta integración de costes y los bajos ratios de éxito cosechados.

No obstante, desde IDC sostienen que, en 2008, la gestión de dispositivos continuará desempeñando un papel importante en la gestión de infraestructuras de TI y emergerán nuevas soluciones con la mirada puesta en corregir muchos de los viejos problemas existentes en la administración de sistemas. Para realizar este estudio sobre la tendencia en Europa de la gestión de cliente, la consultora ha entrevistado a 150 responsables de TI que han respondido a preguntas acerca del gasto en infraestructura, soluciones de fabricantes que utilizan y uso y eficacia de la gestión de cliente.