Con este anuncio, Adobe da un impulso más para permitir a los desarrolladores conectarse a datos distribuidos back-end, además de enviar datos en tiempo real a las aplicaciones Adobe Flex y Adobe AIR. Según ha comunicado la compañía, esto permitirá que los desarrolladores puedan añadir conectividad de datos a las aplicaciones de internet sofisticadas (RIA) para realizar tareas de colaboración en tiempo real. Asimismo, gracias a este enriquecimiento de las aplicaciones, los responsables de las empresas podrán agilizar los procesos de toma de decisiones y proporcionar “unas experiencias de usuario más atractivas, incluido el autoservicio guiado, la ayuda en tiempo real, la monitorización y el seguimiento de incidentes”.

Junto a esto, Adobe ha anunciado que permitirá que los desarrolladores puedan conectar a sus clientes con aplicaciones existentes de servidor, incluidos los componentes de Java y de Adobe ColdFusion. Además, para impulsar el uso de estas tecnologías, Adobe ha puesto a disposición de los usuarios una opción de suscripción de los servicios de Adobe LiveCycle Data Services, edición Community, que incluye los desarrollos certificados de BlazeDS, acceso a los recursos de Adobe de apoyo a la empresa como garantías de producto y apoyo a los desarrolladores. No obstante, también hay una versión comercial de esta solución que incluye capacidades para el desarrollo de aplicaciones avanzadas como sincronización de datos de cliente-servidor, detección y resolución de conflictos y generación de archivos RIA a PDF.

Tal y como sostiene David Mendels, vicepresidente sénior de la unidad de Productividad de negocios de Adobe, “al aportar estas tecnologías a la comunidad de código abierto, incluida la especificación AMF (Action Message Format), conseguimos abrirlas a otros back-ends no Java, ayudando así al rápido avance de este conjunto de importantes funcionalidades de las aplicaciones de internet sofisticadas”.