Los datos los avanzaba Antonio Papale, director general de Acer en nuestro país, en una rueda de prensa: la venta de ordenadores personales en España durante el mes de enero habría caído un 12 por ciento con respecto al año anterior. “El primer trimestre en España siempre ha sido muy raro, porque enero suele ser positivo al arrastrar parte de las ventas de Reyes. Y marzo suele ser un mes extraño por la festividad de la Semana Santa”, explicaba Papale, quien parecía sorprendido por estos datos “que he visto esta misma mañana” (por ayer). Papale no ha querido ofrecer más detalles sobre estos datos ni la fuente de los mismos.

Pese a esta caída generalizada del mercado de PC en nuestro país, Papale asegura que Acer “ha tenido unos resultados récord en este mes”. Así, el director general de la firma señalaba que en este primer mes del año la empresa ha vendido un 43 por ciento más de unidades que las entregadas en enero de 2008.

“Si el mercado decrece un 12 por ciento y nosotros hemos crecido un 43 por ciento, es innegable que hay algún fabricante que está perdiendo cuota de mercado. Es matemática pura”, reflexionaba este responsable.

Eso sí, Papale considera que, al menos durante la primera mitad, el mercado va a vivir situaciones parecidas a ésta. “Es una guerra de todos los días, en la que se tendrá que aprovechar la parte más débil de los competidores”.