Tras la buena acogida de los packs de 1&1 Servidor Cloud ya existentes, FLEX, M, L y XL, 1&1 acaba de incorporar cuatro nuevas configuraciones predefinidas, diseñadas para cubrir un amplio rango de áreas de aplicación. Se trata de los servidores cloud S, 3XL, 4XL y 5XL, los cuales ofrecen un alcance y rendimiento máximo, incluyendo numerosas características integradas, tales como, tráfico ilimitado, almacenamiento SSD integrado de serie, balanceador de carga, Firewall, etc.

El pack más básico, disponible desde 4,99 euros, es la configuración S, de 512 MB de RAM, un servidor cloud para test y aplicaciones que sólo necesitan una cantidad limitada de recursos, permitiendo a los clientes beneficiarse de un amplio conjunto de prestaciones con un coste inicial muy bajo.

Para los clientes que necesiten aplicaciones más complejas y de uso y rendimiento intensivo, 1&1 les propone las configuraciones 3XL, 4XL y 5XL, de 16 GB, 32 GB y 48 GB de RAM, respectivamente, que permiten a los clientes albergar proyectos aún más complejos a un precio fijo mensual, con el máximo rendimiento garantizado. Los usos de estos packs van desde alojamiento de portales web a operaciones con bases de datos de gran volumen. Además, el el pack 3XL permite manejar streaming fácilmente en la nube, y el servidor cloud 5XL es ideal para aplicaciones con procesamiento de datos muy complejos.