Ha sido Celestino García, vicepresidente de Samsung España, el encargado de anunciar que a partir del próximo 4 de julio, el tablet Samsung Galaxy Tab S llegará a España. Definido por Celestino García como “una propuesta de valor muy especial”, el Samsung Galaxy Tab S llega con el objetivo de hacer que Samsung continúe siendo “un jugador importante” en un mercado que presenta unas previsiones de venta para este año de 290 millones de unidades. En 2013, Samsung comercializó más de 40 millones de tablets, cifra que espera superar en 2014 y para ello cuenta con el Samsung Galaxy Tab S, en el que se potencia el diseño (es más ligero), la pantalla SuperAMOLED que ofrece más contraste, más píxeles y más colores; y el contenido. En este sentido, Celestino García  destacó los 1.000 dólares de contenido gratis que ofrece el Samsung Galaxy Tab S.

Y es que los tablets se han convertido en una de las grandes apuestas de Samsung. Así lo hizo saber JK Shin, CEO y presidente de la división de IT & Mobile de Samsung Electronics, durante la presentación oficial del Samsung Galaxy Tab S el pasado mes de junio, cuando afirmó que  “las tabletas se están convirtiendo en dispositivos de visionado personal cada vez más populares a la hora de disfrutar de contenidos y es por ello, que la calidad de la pantalla ha pasado a convertirse en una característica primordial”.

Asimismo, este directivo señalaba que “con el lanzamiento de Galaxy Tab S, Samsung ha puesto el listón de calidad de la industria móvil aún más alto. Proporcionaremos a los usuarios una experiencia de entretenimiento y de visionado única con colores más vivos, en un dispositivo móvil ultra portátil y con un diseño elegante”.

El Samsung Galaxy Tab S llega a España en cuatro versiones. El modelo de 8,4 pulgadas y conexión Wi-Fi se comercializará a un precio de 399 euros, mientras que la versión LTE tendrá un coste de 499 euros, el mismo que el Samsung Galaxy Tab S de 10,5 pulgadas y Wi-Fi. Por su parte la versión LTE del modelo de 10,5 pulgadas costará 599 euros.