Apple y Samsung lograron mantener el dominio del mercado de tablets de marca en 2014, según la firma de inteligencia de mercado ABI Research. Con sus iPad, Apple experimentó un descenso de ventas del 15 por ciento respecto al año anterior, mientras que Samsung consiguió un crecimiento del 7 por ciento debido al éxito sus nuevos modelos Galaxy Tab S y Tab 4. Junto con Lenovo, Apple y Samsung se han convertido en los grandes fabricantes de tablets de marca, controlando el 72 por ciento del mercado en 2014. La consultora pronostica que las ventas de tablets de marca crecerán a un ritmo anual del 10 por ciento desde 2015 hasta 2020, mientras que los ingresos registrarán una subida del 3 por ciento.

ABI Research pronostica que el año 2015 va a ser interesante para la informática móvil. Microsoft está introduciendo una nueva versión de su sistema operativo, Windows 10, y las empresas se están centrando más su crecimiento en los mercados emergentes. "Las empresas están buscando nuevas vías para seguir creciendo y todavía hay interés en los mercados que están menos saturados", afirma la analista de investigación, Stephanie Van Vactor. "Desafortunadamente, la disminución de los ingresos ha afectado a muchas empresas que se han volcado en los tablets de gama baja, donde los márgenes de ganancia son mínimos y la oferta de servicios de valor añadido es limitada”.

La continuada caída de precios de los tablets está perjudicando los márgenes de beneficios de muchas empresas, entre ellas Apple, que experimentó una disminución de sus ingresos del 15 por ciento, aunque fue capaz de mantener la rentabilidad gracias a su ecosistema App Store y al exitoso lanzamiento del nuevo iPhone 6.

"En última instancia, el gran impulso de los tablets como sustitutos del PC no tuvo tanto éxito como muchos proveedores creían inicialmente", explica Van Vactor. "Los phablets y otros dispositivos más funcionales, como los 2-en-1, están compitiendo directamente con estos dispositivos y robándoles cuota de mercado”.