No podía pasar mucho tiempo antes de que un fabricante de dispositivos de lujo dedicara su atención a la especial tableta de Apple. Katheirne Hughes, especializada en tecnología de ultralujo, es la que ha creado este impresionante iPad Supreme. Impresionante para la vista y para el bolsillo.

La parte trasera la forma una única pieza de oro de 22 quilates y el logo de Apple lo forman 53 diamantes de 25,5 quilates. Es poco probable que quien quiera que se lo compre se lo lleve de paseo, no sólo para no arriesgar una pieza semejante, sino porque pesa nada menos que 2,1 kilos.

Sólo 10 unidades ha creado Katheirne Hughes, todas ellas con la versión de 64 Gbytes con Wi-Fi y 3G. El precio de cada una de ellas es de 129.995 libras, más de 150.000 euros.