El mercado de tablets ha cambiado significativamente en los últimos años, algo marcado sobre todo por la disminución del interés de las grandes marcas de invertir grandes sumas de dinero en su fabricación.

Aun así, a finales del año pasado y a principios de este, han aparecido nuevos modelos que vale la pena tener en cuenta. Puedes echarle un vistazo a nuestra lista de las mejores tablets que puedes comprar este 2018.

Pero antes de decidir cuál de ellas adquirir, hay varias cosas que debes tener en cuenta, como por ejemplo los usos que vas a darle a este nuevo dispositivo. A continuación, te detallamos las 5 claves a considerar antes de comprar una tablet.

1. ¿Qué tablet debes comprar: Android, Windows o iOS?

Una de las primeras decisiones a tomar cuando estás pensando en comprarte una tablet es el sistema operativo que quieras que tenga, eso es, decidir entre Android, Windows. iOS o cualquier otro. También puedes optar por una tablet Amazon.

Eso puede acortar las opciones en el caso de que optes por Apple, ya que la oferta de iPads es más bien pequeña. Eso sí, escojas el que escojas, te llevarás a casa un dispositivo con uno de los mejores sistemas operativos del momento.

Además, los iPads son fáciles de usar y la mayoría de desarrolladores de apps crean sus productos pensando primero en las tablets iOS, de modo que en rara ocasión no encontrarás lo que estás buscando.

Es especialmente recomendable tener esto en cuenta cuando tienes otros dispositivos que requieren de una app para funcionar, ya que en ocasiones puedes encontrarte con que no están disponibles para tablets Windows, por ejemplo.

Sí que suelen estarlo para tablets Android -aunque no siempre-, pero estas suelen ser menos costosas que los iPads. Ahora bien, es cierto que algunos modelos Samsung pueden llegar a costar igual o más que los dispositivos iOS.

Podría considerarse que el sistema operativo de las tablets Windows es el peor de todos, pero tiene una grande ventaja: pueden utilizarse los mismos programas que estás acostumbrado a usar en tu portátil o ordenador Windows.

Es por esto que la mayoría de tablets Windows vienen con un teclado. Se trata pues de un veritable híbrido entre portátil y tablet, aunque en raras ocasiones obtendrás el mejor de ambos mundos. Una excepción sería la Surface Pro de Microsoft.

2. ¿Para qué necesitas una tablet?

Las tablets son sin duda un buen compañero para ver vídeos y televisión, jugar a videojuegos, leer libros electrónicos o simplemente navegar por la web. Con ellas, también puedes compartir imágenes en tus redes sociales o consultar tu correo.

Ahora bien, en general no resultan tan eficientes para trabajar, crear presentaciones o escribir un informe. Si necesitas imprimir un documento de texto o de cálculo, puede ser algo problemático a no ser que tengas una impresora compatible.

En líneas generales, puede decirse que si necesitas un dispositivo para divertirte, es mejor que optes por una tablet Android o un iPad, mientras que si lo que buscas es una tablet para trabajar, busca la mejor entre las tablets Windows.

3. ¿Qué tamaño tiene que tener tu tablet?

Las tablets están disponibles en una gran variedad de tamaños. Existen aquellas más pequeñas con pantallas y dimensiones parecidas a la de los smartphones. Hay quien encuentra una tablet de 7 a 8 pulgadas suficiente y muy cómoda para transportarla.

En cambio, otros prefieren los dispositivos más grandes con pantallas IPS o AMOLED y que suelen además tener mejores procesadores. Son obviamente más pesadas y, por lo tanto, menos cómodas de llevar de un lado a otro.

4. ¿Necesitas una tablet con conectividad 4G?

Si necesitas conectarte a Internet con tu tablet mientras estás fuera de casa, deberías considerar comprar una en la que pueda introducirse una tarjeta SIM. Todos los iPads tienen esta opción, mientras que la mayoría de tablets Android no.

Ten en cuenta, además, que deberás desembolsar un poco más de dinero por una tablet que tenga esta función, aparte de tener que comprar también una tarjeta SIM suelta y pagar por una tarifa de datos.

Para la mayoría de usuarios, esta opción no resulta nada práctica, ya que para consultar Internet ya tienen su smartphone, que por otro lado también puede convertirse fácilmente en un hotspot en el que conectar tu tablet.

Si no tienes ningún dispositivo Apple, quizás quieras pensártelo dos veces antes de comprar un iPad. Este necesitará un cable con conector Lightning, que no es compatible con ningún dispositivo que no sea Macintosh.

Por otro lado, las tablets Android y Windows suelen utilizar un puerto micro USB, un conector presente en muchos otros dispositivos. Otras incluyen un puerto USB, en el que fácilmente podrás conectar también pendrives, teclados o impresoras.

5. ¿Cuánto espacio de almacenamiento necesitas para tu tablet?

El espacio de almacenamiento de una tablet es algo a tener en cuenta, aunque resulta algo menos relevante en dispositivos que tienen una ranura para tarjetas microSD. Eso significa que tendrás el espacio que quieras independientemente de la memoria interna de la tablet.

No encontrarás esta ranura en los iPads y en algunas tablets Android. Ten en cuenta además que, aunque te aseguren unos 8 GB de espacio, el espacio real puede ser solo de 5 GB, ya que el resto está ocupado por el sistema operativo y las apps preinstaladas.