Con ordenadores Windows,  Dropbox se integra con el propio sistema de gestión de archivos del sistema operativo, haciéndolo compatible con todo. Pero el sistema operativo del iPad, iOS, no dispone de sistema de gestión de archivos, o al menos no es accesible para el usuario. Cualquier app gestiona sus propios archivos y decide con qué otras apps compartirá estos archivos y cómo los comparte.

Algunos lo consideran, no obstante, una virtud de iOS que lo hace más sencillo, pero si realmente quieres hacer un buen trabajo, almacenar documentos con tu procesador de textos y hojas de cálculo es muy complicado a largo plazo.

Las apps iWork aceptan documentos enviados desde Dropbox, pero no los devolverá. Puedes enviar un archivo Excel desde la app de Dropbox, a tu hoja de cálculo iWork, accionando el icono Share y seleccionando “Numbers”. Pero, cuando lo hagas, edites la hoja de cálculo y pulses de nuevo Share, no encontrarás opciones para enviar el archivo de vuelta a Dropbox. La mejor opción entonces es reenviarse por email el archivo a uno mismo.

E incluso entonces, tendrás problemas. Aunque las apps iWork de Apple pueden leer tanto viejos como nuevos formatos de documentos Office, solo pueden escribir en los viejos. Tu archivo .xlsx te volverá, vía correo, convertido al viejo formato .xls.

La única opción que le queda a alguien que no quiera moverse totalmente al universo Apple es abandonar estas apps.

Office2 HD es una de las alternativas que compiten con iWork. No sólo soporta Dropbox, viene además con el servicio integrado, por lo que no se necesita ni siquiera la app de Dropbox y puedes cargar un archivo directamente de esta nube e incluirla en Office2 HD.

Y además es barata. La suite completa, incluyendo el procesador de texto, hoja de cálculo y presentación cuesta solo 5,49 libras. No es la única opción, pero sí muy útil y barata.