Surface, el tablet de Microsoft con Windows 8 y RT, no está teniendo la aceptación esperada. Al menos eso es lo que se desprende de las bajas cifras de ventas registradas hasta la fecha, si bien, ante tal hecho, algunos analistas se preguntan si Microsoft realmente quiere disparar las ventas del nuevo dispositivo. Se ha llegado a decir que Microsoft no puede permitirse el lujo de aumentar las ventas de tabletsSurface a costa de socios clave como Lenovo, Samsung y otros, que actualmente venden tablets basados en Windows 8 o RT.

“Siempre he creído que el objetivo de Microsoft no es ser el proveedor líder de hardware para tablets, sino más bien, utilizar Surface para sembrar el mercado de tablets Windows 8", asegura Jack Gold, analista de J. Gold Associates. “Microsoft quiere que se vendan los dispositivos suficientes para mantener a la gente interesada en Windows 8, para luego entregar el mercado a sus socios OEM. Esta es la misma estrategia que Google emplea con los teléfonos y los tablets Android”.

Para los analistas la verdadera fuente de ingresos de Surface no vendría del hardware, sino de las ventas de aplicaciones y servicios, por lo que el objetivo de Microsoft sería crear una base instalada sobre la que construir su plataforma.

Otro analista de IDC, Ryan Reith, comenta al respecto, “Microsoft podría haber puesto estos tablets en todos los canales de venta si hubiera querido, pero parece que se trata más de establecer una pauta sobre lo que quiere que los partners OEM desarrollen basándose en la plataforma. Básicamente, Surface actuaría como un manual para decir “Así es como queremos que contruyas tablets con Windows 8”.

Noticias relacionadas:

- Microsoft podría lanzar tres tablets Surface en 2013

- HP no es ´muy fan´ del tablet Surface de Microsoft

- Menos del 1 por ciento de los dispositivos con Windows 8 vendidos son tablets