Las primeras ventas del reproductor digital de Microsoft, Zune, no deberían preocupar en exceso a Apple, que continuará arrasando con su iPod, al menos estas navidades.

Desde que debutara en las tiendas el pasado 15 de noviembre, el interés de los consumidores en Zune ha sido decepcionante. Los primeros análisis del producto tampoco han sido lo brillantes que se esperaba.

Según un informe de Gene Munster, analista de Piper Jaffray, tan sólo 8 de cada 40 vendedores encuestados recomendaron Zune a los compradores, mientras que el 75% recomendaron el iPod de Apple. Además, algunos vendedores de MP3 ni siquiera han escuchado hablar de Zune, aunque el reproductor de Microsoft se exponía ya en los anaqueles de las tiendas.

Zune tampoco ha presentado batalla a los principales reproductores de MP3 durante la primera semana de ventas, cuando la expectación acerca del producto estaba en su apogeo. Según el informe de Munster, durante su semana de lanzamiento se encaramó a la séptima posición del top de reproductores más vendidos de Amazon, para caer hasta el decimotercer puesto sólo cinco días después.

Para ser justos, Apple tiene una ventaja de cinco años en el campo de reproductores de música y vídeo, y nadie esperaba que la primera intentona de Microsoft en el mercado desbancara de forma inmediata a iPod. Microsoft asegura que tiene planes de invertir significativamente en Zune durante los próximos años, con el objetivo de que el dispositivo sea más competitivo en futuras versiones.