El fallo en la actualización de Yahoo Messenger fue descubierto el viernes, justo cuando la compañía comenzaba a alentar a los usuarios para que se instalasen la versión 8.1. El software cambiaba las preferencias de e-mail de los usuarios sin avisarles, colocando Yahoo Mail como sistema de correo electrónico por defecto. La compañía reparó el problema el mismo viernes, y tras probar el programa durante el fin de semana ha retomado la promoción de la versión 8.1 a través de un proceso automático de notificación de actualizaciones.

Entre las mejoras de Yahoo Messenger 8.1 se encuentra una actualización que repara un agujero de seguridad que permitía aprovechar un problema de desbordamiento de búfer relacionado con un control ActiveX generalmente descargado con el propio software de mensajería instantánea. La compañía no tiene noticia de que haya ningún exploit que aproveche este agujero, pero anima a los usuarios a que se actualicen a la versión 8.1.

www.yahoo.com