Desde Microsoft se dice que todo lo que tiene que ver con Windows 7 es nuevo, puesto que han redefinido el kernel de Vista. En cualquier caso, algunas de las nuevas características dependen del soporte externo, sobre el que Microsoft no tiene ningún control. Por ejemplo, algunas mejoras en el campo del networking sólo funcionarán si se instala Windows Server 2008 R2, o si la red incluye más de un PC con Windows 7. Y otras características no serán visibles hasta que los fabricantes de hardware las activen. Microsoft también ha reducido el código con aplicaciones fuera de carga, tales como el correo electrónico o la gestión de imágenes, que en otros tiempos sí estaban incluidas en el sistema operativo. Se podrán descargar algunas aplicaciones, pero a otras sólo se podrá acceder como servicios Web.

A pesar de todo, se puede apreciar cómo en este sistema operativo, en el que desde Microsoft han intentado que satisfaga las demandas de los usuarios de Vista, también refleja un esfuerzo por hacer que las tareas más cotidianas sean sencillas de llevar a cabo. Estos esfuerzos tienen muy buena pinta en la beta que hemos analizado.

Artículos sobre Windows 7

Windows 7: Primeras impresiones

Partiendo desde cero

La interfaz: un Windows más amable y educado

Abarrotamiento de iconos

Una nueva oportunidad para la seguridad

¿El toque táctil mágico?

Dispositivo y hardware

 

windows 7, caja, pc world, beta, microsoft

Facilitando el networking

Multimedia por todas partes

Aplicaciones en la nube y en el PC

7 Características muy prometedoras de Windows 7

7 grandes cuestiones sobre Windows 7

Windows 7 al descubierto

¿Qué hemos visto (y qué no) en Windows 7?