Se avecina un gran cambio en la nueva versión de Windows 11 que a muchos usuarios no agradará. La novedad es que la versión Home del sistema operativo, diseñada para uso personal o familiar, requerirá del uso de una cuenta de Microsoft (o MSA) durante el proceso de configuración.

Para configurar el uso de una cuenta local, deberás usar Windows 11 Pro en su lugar. Esta información ha sido revelada por nuestros compañeros de la edición estadounidense de PCWorld, también perteneciente a IDG, los cuales citan una fuente cercana a Microsoft. 

Microsoft ofrece una actualización gratuita de Windows 10 a Windows 11, pero solo a partir de la versión correspondiente. Para acceder a la configuración de la cuenta local, deberás actualizar previamente tu PC de Windows 10 Home a Pro. 

Eso te podría llegar a costar cerca de 259 € según podemos ver en la tienda Microsoft Store de la compañía, con lo que resulta difícil justificarlo. Si estás pensando en adquirir una versión Pro de Windows 10, siempre puedes optar por adquirirla con esta oferta que te ofrecemos por solo 49,99 €. 

Sin embargo, antes de continuar, merece la pena asegurarse de que tu PC cumpla con los requisitos de hardware actualizados. Puedes encontrar toda la información que necesitas de requisitos técnicos en nuestra guía cómo saber si mi PC o portátil soporta Windows 11.

La actualización gratuita de Windows 10 Pro a Windows 11 Pro debería ser un proceso sin problemas, aunque un tweet reciente de la cuenta oficial de Windows confirmó que habrá que esperar algún mes más hasta su disponibilidad, probablemente a principios de 2022.

Oferta exclusiva: Windows 10 Pro por solo 49,99 €

Windows 11 Home: ¿Necesitaré una cuenta de Microsoft?

En la versión beta de Windows 11, ahora disponible como descarga gratuita, se requiere de una conexión a Internet para completar la instalación. El dispositivo que usamos para las pruebas funcionaba anteriormente con Windows 10 Home.

Es de esperar que la versión Pro de Windows 11 ofrezca una instalación sin conexión. Por supuesto, aún necesitarás tener una conexión activa para descargar la actualización, pero al menos podrás avanzar con el resto de procesos. 

Algunos recordarán que después de instalar la actualización correspondiente al mes de mayo de 2019, los usuarios de Windows 10 Home debían iniciar sesión en una cuenta de Microsoft para configurar su PC. Existe una alternativa sencilla que evita todo esto.

Ya en Windows 11, vemos como los ajustes de configuración han sufrido un gran rediseño que a juzgar por la versión beta, el método anterior que hemos comentado ya no estará disponible.

No obstante, esto no significa que estés limitado a una cuenta de Microsoft para siempre. Después de la instalación y configuración, es muy probable que todos los usuarios de Windows 11 Home puedan añadir una cuenta local y asociarla a la nueva versión. 

En última instancia, el requisito de la cuenta de Microsoft al configurar e instalar Windows 11 Home es simplemente molesto. La compañía espera que a la mayoría de la gente no le importe demasiado, pero si hay suficientes reacciones negativas, su decisión podría modificarse.

Desde el punto de vista de Microsoft, la medida tiene mucho sentido. Vincular la experiencia de Windows 11 a una cuenta de Microsoft brinda acceso a funciones adicionales como el almacenamiento en la nube de OneDrive, acceso a las aplicaciones de Office en la web o login en la tienda Microsoft Store.

A cambio, Microsoft obtiene datos relevantes sobre cómo las personas utilizan sus servicios, lo que permite a la empresa adaptar su enfoque y mejorar aspectos en función del feedback recibido.

Artículos relacionados con Windows 11 y Office

Artículo original publicado en PCWelt.

No te pierdas toda la información sobre Windows 11 en nuestra guía de expertos.