Windows 11 ya está aquí. Se filtró hace una semana, pero Microsoft lo ha reveló oficialmente ayer en su evento "What's Next for Windows" y se ha lanzado una versión temprana de prueba para poder probarlo que estará disponible la semana que viene. 

A pesar de haber declarado previamente que Windows 10 sería "la última versión de Windows", Microsoft ha decidido lanzar una nueva versión: Windows 11. (Nadie sabrá nunca qué pasó con Windows 9).

Es, o ciertamente parece ser, la culminación del largo proyecto "Sun Valley" de Microsoft, con las nuevas características que se esperaban en la actualización de características de Windows 10 a finales de 2021 y que, en cambio, aparecen como Windows 11.

Oferta exclusiva: Windows 10 Pro por solo 49,99 €

La pregunta es: ¿hay realmente suficiente para justificar el cambio de número de versión? Basándome en lo que vi en el evento de lanzamiento, la respuesta es un inequívoco no.

Empecemos por los ajustes de la interfaz de usuario, sin duda la diferencia que más llama la atención entre Windows 10 y Windows 11. Microsoft ha rediseñado la barra de tareas, con iconos situados en el centro y un nuevo menú de inicio. Este último tiene una mayor integración con Microsoft 365, así como la antigua posibilidad de anclar las aplicaciones favoritas.

Cualquiera que siga las noticias de Windows las conocerá bien: se parecen a las de Windows 10X, el spin-off de Windows 10 de Microsoft, ahora cancelado, destinado a los dispositivos portátiles.

Hay que reconocer que es un gran cambio con respecto a la actual interfaz de usuario de Windows 10, que ha permanecido prácticamente inalterada durante los últimos seis años.

Esto significa que hay un poco de curva de aprendizaje para Windows 11, lo que va en contra del objetivo clave de Microsoft de la familiaridad. ¿Será finalmente más intuitivo una vez que todo el mundo se haya acostumbrado a él? Solo el tiempo lo dirá.

Si el jurado aún no se ha pronunciado sobre el diseño, parece que Microsoft ha dado en el clavo con las nuevas funciones de multitarea. Snap Layouts ofrece más flexibilidad a la hora de tener varias ventanas abiertas al mismo tiempo, y Snap Groups permite lanzarlas juntas al instante.

También habrá más opciones de personalización para los escritorios virtuales, una característica muy infrautilizada en Windows 10.

Pero seguramente todo esto podría haber sido desplegado en una actualización de Windows 10.

Windows 11

También parece que por fin Microsoft se toma en serio el modo tablet en Windows 11. Un teclado en pantalla rediseñado funciona ahora con gestos para ser más "similar al de un teléfono", mientras que la escritura por voz mejorada también admite ahora comandos. Junto con la compatibilidad total con el lápiz óptico, hay mucha flexibilidad cuando se trata de dispositivos con pantalla táctil.

¿No podría Windows 10 introducir los mismos cambios?

Microsoft también ha dicho que "si eres gamer, Windows 11 está diseñado para ti". Y sí, los juegos son una de las cosas más populares que se hacen con un PC Windows.

Estos son los mejores portátiles gaming disponibles este 2021. 

La tecnología DirectX 12 Ultimate supuestamente permite una mayor velocidad de fotogramas, mientras que DirectStorage mejora los tiempos de carga y Auto HDR mejora los efectos visuales, de forma automática.

Esos suenan como cambios más serios entre bastidores, así que posiblemente alguna justificación para ese número de versión actualizado, pero no lo suficiente por sí solos.

La integración directa de Microsoft Teams en la barra de tareas de Windows 11 es algo que probablemente dividirá las opiniones. Podría ser genial si dependes de Teams para ser productivo, pero si prefieres Zoom o Google Meet, probablemente lo verás más como un anuncio de otros productos de Microsoft, y querrás saber cómo quitarlo.

Windows11

También se han anunciado otras características menores, pero ninguna de ellas tendrá probablemente un gran efecto en la forma de utilizar el ordenador. Una nueva ventana de Widgets ofrece noticias e información personalizadas desde la barra de tareas. También se han rediseñado muchas aplicaciones de stock, incluida la Microsoft Store.

Cabe destacar que las aplicaciones de Android serán ahora compatibles de forma nativa con Windows 11, aunque se limitarán a obtenerlas de la Amazon Appstore.

Es agradable ver que Microsoft presta una atención muy necesaria a Windows, después de unas cuantas actualizaciones que contenían muy pocas novedades notables.

Pero como he dicho, estos cambios podrían haber tomado fácilmente la forma de una actualización mayor de Windows 10. De hecho, muchos esperaban que estuvieran en la actualización 21H2.

En cuanto a Windows 11, es sorprendente que Microsoft no haya optado simplemente por "Windows". Sí, hay otros cambios de los que no he hablado aquí -mayor seguridad, actualizaciones más pequeñas y menos intrusivas-, pero el lanzamiento de una versión completamente nueva parece innecesario.

Se podría señalar, con razón, que Microsoft rara vez introduce cambios al por mayor en las nuevas versiones de Windows. La única gran excepción (que la empresa probablemente preferiría olvidar) fue con Windows 8. Fue tan extremadamente impopular que fue reemplazado a los tres años de su lanzamiento.

Así que probablemente sea bueno que Microsoft no haya transformado completamente Windows. También podría explicar por qué las recientes actualizaciones de características de Windows 10 apenas han añadido nada: todo el trabajo se ha dedicado a Windows 11.

El reto ahora es persuadir al mayor número posible de los más de 1.300 millones de usuarios de Windows 10 para que se pasen a Windows 11. Una forma fácil de hacerlo es ofrecerlo como una actualización gratuita para los dispositivos de Windows 10 elegibles (léase compatibles).

Y eso es exactamente lo que va a hacer Microsoft una vez que Windows 11 se lance oficialmente hacia finales de 2021. (Puedes averiguar si tu equipo es compatible con Windows 11 descargando la aplicación gratuita PC Health Check).

Lo que no está claro es si alguna de estas características se extenderá a los usuarios de Windows 10 que no puedan actualizar debido a dispositivos "no elegibles".

Si no estás de acuerdo y crees que Windows 11 tiene todo el sentido del mundo como nuevo número de versión, pero no puedes actualizar tu actual portátil o PC, la otra opción es comprar un nuevo PC con Windows 11 en él: es probable que muchas de las marcas más populares lancen nuevo hardware pronto. Microsoft también ha dicho que tendrás una opción de actualización gratuita si compras un dispositivo con Windows 10 ahora mismo.

En definitiva, ¿hace Windows 11 lo suficiente para ser descrito como "la próxima generación de Windows"? En mi opinión, la respuesta es un inequívoco "no".

Obtén más información sobre el nuevo sistema operativo en nuestra guía completa de Windows 11.

Artículo original publicado en inglés en nuestra web hermana TechAdvisor UK. 

No te pierdas nuestra guía de expertos sobre Windows 11: respondemos a las preguntas más frecuentes.