Vodafone anuncia que tendrá su propia tienda de aplicaciones para móviles con el objetivo de atraer a los desarrolladores con la promesa de poder llegar a un mayor número de clientes (según sus datos, a nivel mundial tiene más de 289 millones de usuarios).

La operadora anuncia que los desarrolladores sólo tendrán que crear aplicaciones de Internet una vez para poder acceder a todos los clientes de Vodafone, independientemente del dispositivo que empleen. Los desarrolladores también podrán cobrar a los clientes directamente a través de las facturas de Vodafone.

La compañía asegura que ofrecerá a los socios y desarrolladores acceso controlado a los clientes a otras prestaciones de red, como conocimiento de localización, permitiéndoles crear nuevos servicios y aplicaciones móviles basados en Internet.

Esta decisión pone a Vodafone a competir directamente con otras companies del negocio de comunicaciones móviles, como Apple, Nokia, Microsoft y RIM, entre otras, quienes también tienen su tienda de aplicaciones.

La operadora ofrecerá a los desarrolladores un paquete de API (application programming interfaces) de red que les permitirán desarrollar prestaciones como el cobro directo o la localización en sus servicios. Esta API ofrece un enlace entre las aplicaciones y la red de Vodafone utilizando una capa de tecnología de gtestión basada en SOA (Service Oriented Architecture), según Vodafone.