Investigadores del Centro de Investigación de Palo Alto (PARC) aseguran que este nuevo software –al que han dado el nombre de Magitti- puede recomendar a los usuarios restaurantes, conciertos, áreas de tiendas u otras zonas y actividades en función del momento del día y la localización física del usuario, sin olvidar sus gustos personales.

En realidad, PARC está investigando y desarrollando el software por encargo de la compañía japonesa Dai Nippon Printing, según Bellotti. La tecnología ha sido ya probada con usuarios del área de Palo Alto (California) y será sometida a un proceso de pruebas oficial de mayor alcance la próxima primavera en Japón. El objetivo es que Magitti esté lista para su lanzamiento durante 2009.

“Estamos intentando convertir el teléfono celular en algo más parecido a un ser humano”, explica Victoria Bellotti, una de las investigadores implicadas en este proyecto. “En lugar de limitarse a dirigir contenidos desde la red al usuario, el dispositivo que tenemos en mente intentará realizar inferencias sobre el tipo de actividad que le interesa en función de las circunstancias. Por ejemplo, un domingo por la tarde, podría sugerirle ir a un parque o a una galería de arte. Aprenderá patrones basándose en el tipo de cosas por las que su propietario tienda a mostrar interés, teniendo en cuenta dónde se encuentra, qué recomendaciones suelen satisfacerle..., será como tener un compañero”.

Cinco factores

El software funciona barajando cinco actividades diferentes: comer, ver, hacer y leer. En esencia, como se ha explicado, basa sus recomendaciones en el análisis “inteligente” de lo que va a aprendiendo del usuario. Para conseguir los datos le pregunta cuestiones como qué le gusta hacer los viernes por la noche, qué tipo de restaurantes prefiere, etc. Después, le ofrecerá sugerencias basándose en las respuestas que haya dado a estas preguntas.

Magitti utiliza algoritmos de inteligencia artificial para realizar inferencias lógicas sobre el contexto en que se encuentra el usuario y se apoya en su localización vía GPS, que contrasta con una base de datos sobre establecimientos, para ofrecer alternativas plausibles. Debido al funcionamiento basado en aprendizaje de este sistema, el “conocimiento” de Magitti va progresivamente aumentando y haciéndose más preciso.