Charles Chibikart Guan, un estudiante del MIT ha creado una versión alternativa del famoso juego. A pesar de que ha partido prácticamente desde cero, sólo ha necesitado tres semanas para llevar a cabo su propio diseño del juego. Alguna de las diferencias que presenta respecto a la versión original, es que los coches se montan por piezas, y hay que pagar en bonus suplementos como baterías de litio o motores varios. Además, los jugadores podrán crear y soldar su propio coche, que puede alcanzar distintas proporciones y pesos. Los que ya lo han probado aseguran que es un tanto adictivo, y que la novedad más atrayente es la exprimir y combinar al máximo las piezas para crear el coche más potente. La versión alternativa de Mario Kart también tiene su lado cómico, porque es posible diseñar un MelónKart o un súper patinete.

Dejando a un lado lo anecdótico del juego, este tipo de proyectos suelen servir a los estudiantes del MIT para entrenar sus habilidades y revivir algunos de los juegos que han marcado a toda una generación. juegos