Según la encuesta lleva a cabo por la OCU en su web, el 75% de los usuarios que han usado Windows Vista, no están satisfechos. Más de un tercio han encontrado problemas con el hardware, mientras que cuatro de cada diez tuvieron dificultades con algún programa. Además la tercera parte manifestaron quejas de rendimiento. Así, sólo el 11 por ciento de los encuestados se declaraban satisfechos con el último sistema operativo de Microsoft.

Por todo ello, la OCU aconseja, no actualizar su sistema a los usuarios que tengan Windows XP pues, a pesar de reconocer que este último tiene defectos, resulta un sistema estable y más compatible tanto con los periféricos como con el software actual.

Además, en breve se espera el lanzamiento del Service Pack 3 para Windows XP, lo que permitirá una última puesta al día de este sistema antes de su retirada.

La encuesta se realizó antes de que estuviera disponible el Service Pack 1 para Windows Vista, por lo que los resultados podrían variar en la actualidad. Con el lanzamiento de esta actualización, Microsoft ha anunciado mejoras en la compatibilidad y el rendimiento y son muchos los usuarios que estaban esperando esta actualización para decidirse a instalar Windows Vista.

Cambiar el sistema operativo no invalida la garantía

Por otra parte, la Organización informa en el mismo artículo de que "no puede perder la garantía todo el producto por cambiar el sistema operativo" de modo que aunque le digan en la tienda que perderá la garantía legal si cambia el sistema operativo que viene de serie, esto no es cierto, pues siguen estando en garantía partes del hardware cuyos problemas nada tienen que ver con el sistema operativo.