Así lo afirma la compañía en un comunicado hecho público hoy. En él se especifica que el suceso tuvo lugar realizando tareas de mantenimientorutinario en uno de los centros de datos que Google tiene en Europa. Al parecer, esta operación no causa normalmente ningún de tipo interrupción, ya que la gestión de las cuentas se traslada a otro centro de datos mientras dura el proceso. Sin embargo, aclaran desde Google, “en el día de ayer se produjo un inesperado efecto secundario provocado por un nuevo código que trata de mantener los datos geográficamente próximos a los titulares de las cuentas. Esto causó que otro centro de datos en Europa se sobrecargara y produjera un efecto cascada que fue extendiendo el problema de un centro de datos a otro”.

También aprovechan para aclarar que el corte en el servicio de Gmail no estuvo producido por ningún ataque externo. Y es que, aunque algunos usuarios recibieron al intentar acceder a sus correos una petición “Captcha” (la que pide introducir unos caracteres para comprobar que es el verdadero dueño de la cuenta), lo cierto es que simplemente se debió a que estos usuarios intentaron acceder a su cuenta en repetidas ocasiones mientras el servicio no estaba funcionando.

En cuanto a los usuarios y empresas que utilizan el servicio de pago Google Apps Premier Edition, desde Google aclaran que recibirán créditos SLA, es decir, de nivel de servicio. Así, aunque normalmente tendrían derecho a tres días de servicio gratuito durante el mes de febrero, en esta ocasión ampliarán el período a 15 días.