La estrategia de SMC Netwoks radica en que desplegará toda su tecnología de red en las empresas españolas a modo de prueba, sin ningún tipo de compromiso y sólo se cobrará cuando el cliente se haya expresado satisfecho con la solución.

Con esta medida SMC Networks pretende revolucionae el sistema de ventas de infraestructuras con la posibilidad de adquirir soluciones a la medida de cada empresa.

SMC Networks recuerda, no obstante, que esta medida es posible gracias al acuerdo con los mayoristas, quienes desplegarán las soluciones en las empresas que se apunten a esta oferta comercial.

Mediante este plan piloto las PYMES pueden probar cualquier producto del fabricante sin cláusulas ni condiciones. En caso de la no satisfacción por parte del cliente, SMC Networks se compromete a retirar todos los dispositivos y cableado sin coste alguno para el cliente.