Cada una en su campo, las dos compañías son actores destacados del mercado y han firmado una alianza para ofrecer soluciones móviles a las empresas que se puedan desplegar rápidamente e integrarse de forma sencilla con el resto de aplicaciones empresariales.

La idea es ofrecer aplicaciones de negocio móviles sobre Red Hat Mobile Application Platform, que se ajusten a necesidades de gestión de diferentes sectores, con soluciones de gestión de fuerzas de trabajo, business intelligence, servicio al cliente, gestión de inventario y catálogo de ventas, precios, pedidos y facturación.

El diseño de estas aplicaciones, que se ejecutarán sobre Android en la plataforma de Red Hat, permitirá que sean adaptadas a medida para responder a las necesidades exclusivas de cada organización, aseguran en un comunicado conjunto.

Asimismo, crearán un ecosistema de desarrolladores y partners empresariales para promover la innovación y disponibilidad de soluciones que respondan a las necesidades actuales y futuras. Como parte del acuerdo, también prestarán soporte integrado para clientes y partners, y llevarán conjuntamente las soluciones al mercado.