De esta forma, Qualcomm se hará con el control de Airgo Networks, que desarrolla tecnologías WLAN utilizadas en puntos de acceso y ordenadores portátiles, así como con la mayor parte de los activos que RF Micro Devices posee en tecnologías Bluetooth.

Estas dos compras permitirán a Qualcomm integrar las tecnologías inalámbricas de manera más robusta en los chipsets que esta compañía vende a los fabricantes de teléfonos móviles. Esto podría facilitar a estas terceras empresas el desarrollo de productos más compactos, que llevarán incluidas de fabricación posibilidades tanto WLAN como Bluetooth.

Con esta última tecnología se permite que los teléfonos puedan enviar datos en distancias cortas, que se conecten a un auricular inalámbrico o incluso a un ordenador portátil. Al sumar conectividad WLAN, el móvil puede conectarse a una red LAN para poder utilizar VoIP y otros servicios.

Estas compras permiten a Qualcomm poder competir mejor con otros jugadores del mercado, como Intel y Broadcom, además de añadir nuevas patentes en su historial.

Por último, cabe señalar que, como es habitual en estos casos, ambos procesos de adquisición están pendientes de recibir la aprobación de todos los organismos responsables. No obstante, se espera que a finales de este mismo mes de diciembre se puedan dar por concluidos los mismos.