Windows 11 es el próximo sistema operativo de Microsoft. Ya está aquí, es real, y ahora mismo estamos utilizando una versión filtrada. Nuestro artículo de primeras impresiones debería servirte para saber qué esperar de la nueva versión: la incorporación de una galería de widgets, la renovada interfaz de usuario al estilo Windows 10X y mucho más.

Este 24 de junio, Microsoft celebrará un evento de Windows que promete enseñar “lo que llega a Windows”. Microsoft anunció el evento con un gráfico que mostraba rayos de luz entrando por una ventana y creando una sombra que parecía el número 11.

La compañía también ha programado el anuncio para las 11:00 ET (17:00 en España). El director ejecutivo Satya Nadella lo llama la próxima generación de Windows. Y no te confundas: la versión filtrada de Windows 11 que hemos usado se anuncia como Windows 11 en todo momento.

Merece la pena decir que Microsoft todavía no ha lanzado Windows 11 de forma oficial, ni una versión pública ni como parte del programa beta Windows Insider. Tampoco sabemos en qué etapa de desarrollo se supone que está la versión filtrada de Windows 11 que hemos probado.

Se trata de la versión Windows Dev 21996.1 que se ha filtrado y que hemos descargado e instalado en una Microsoft Surface Pro 7+. No tenemos ningún dato de rendimiento con que comparar el antes y el después de instalar Windows 11, pero la experiencia en general fue rápida, si bien encontramos algunos bugs.

Basándonos en nuestra propia experiencia por ahora, tiene sentido pensar en Windows 11 como algo más que Windows 10, pero menos de lo que para nosotros es una “auténtica” actualización de próxima generación del sistema operativo.

Microsoft no ha desechado Windows 10 y ha empezado de nuevo. En cambio, se trata de una evolución de Windows 10, como sugiere el nombre de “Windows 11”.

Instalación de Windows 11

Como cabía esperar, descargar e instalar Windows 11 no es tarea fácil. El archivo ISO pesaba algo más de 4 GB y el proceso de instalación de Windows 11 tardó unos 20 minutos entre la instalación y los varios reinicios.

(Nos dio problemas al instalar Windows 11 en una máquina virtual, así que tuvimos que formatear la tablet Surface Pro 7+ e instalarlo desde Windows 10 21H1, habiendo iniciado sesión en una cuenta local. No recomendamos instalar una versión de Windows 10 o Windows 11 no probada desde la web.)

Primeras impresiones Windows 11

Lo que no vimos fue la estremecedora voz “Hola, soy Cortana” que lanza la OOBE de Windows 10. De hecho, la versión filtrada que hemos probado no ofreció casi nada de lo que estamos acostumbrados, ni siquiera las preferencias de anuncios.

Aunque la experiencia OOBE sea diferente con un PC que acabas de comprar, Windows 11 parece hacer gran uso de lo que ya sabe sobre ti y sobre tu ordenador. Todo el proceso estuvo acompañado por unas pantallas casi psicodélicas que te pedían mantener el PC conectado, con un fondo que cambiaba de color y parecía una lámpara de lava.

Primeras impresiones Windows 11

Primeras impresiones de Windows 11

Cuando el proceso termina de completarse, Windows 11 te da la bienvenida con tu fondo de pantalla predeterminado, así como una pequeña colección de iconos agrupados en el centro de tu barra de tareas.

No hay ninguna pantalla introductoria todavía, pero si clicas en el menú Inicio, verás que Windows Tips es ahora una guía útil para navegar por el nuevo mundo de Windows 11. Curiosamente, se mostró Microsoft Teams rápidamente.

Primeras impresiones Windows 11

Si crees que todo te resulta familiar, es que lo es. Windows 11 se inspira mucho en Windows 10X, la versión simplificada de Windows que se filtró en enero y que Microsoft desechó después.

Como en Windows 10X, Windows 11 utiliza el mismo grupo de iconos en el centro de la barra de tareas, con el menú Inicio que se muestra rápidamente al tocar el nuevo logo Inicio de la parte izquierda de la pantalla. Parece que Microsoft ha decidido eliminar los mosaicos que veíamos en Windows 10 en favor de los iconos de las apps.

Para ser honestos, Windows 10X era muy soso. El fondo gris era demasiado institucional. Incluso si prefieres funcionalidad por encima de la forma, hay varias diferencias importantes como los alegres nuevos iconos en la parte inferior de la pantalla.

Por ejemplo, la barra de búsqueda está un poco más abajo. El icono de búsqueda de la barra de tareas abre una caja de búsqueda al estilo de Windows 10, donde puedes buscar documentos locales, así como en Internet.

Microsoft ha incluido varios fondos de pantalla nuevos y muy bonitos a los que puedes acceder como siempre: 'Configuración' > ‘Personalización’ > ‘Fondo’. También verás los pequeños cambios en la interfaz de usuario que Microsoft ya había medio anunciado como parte de la actualización “Sun Valley”: iconos nuevos con bordes curvos en los menús.

Primeras impresiones Windows 11

Si echas de menos la antigua disposición, puedes recuperarla. Haz clic derecho en la barra de tareas para abrir una página de opciones, donde podrás alinear los iconos en la parte izquierda de la barra. Luego, al abrir el menú Inicio, aparecerá en el lado izquierdo.

A partir de aquí, no obstante, parece que Windows impone la decisión de usar iconos en la barra de tareas y no las pestañas al estilo de Windows 10, que ofrecían un poco más de espacio y de explicación sobre lo que significaban esos iconos.

Si sitúas el cursor sobre el icono, aparecerán las varias ventanas que tengas abiertas de esa app. También hay una especie de señal que te indica gráficamente si hay más de una ventana, aunque no es muy ilustrativo.

El menú Inicio parece un poco ordinario, con varias apps en vertical por las que puedes hacer scroll. Para ser sinceros, no obstante, no han sido muchos los creadores de apps que se han beneficiado de las Live Tiles interactivas y llegaron heredadas de Windows 10 Mobile.

Es interesante ver cómo Microsoft ha añadido la lista ‘Recomendado’ de documentos recientes en la parte inferior del menú Inicio. No sabemos si Microsoft “recomendará” documentos recientes o si serán elegidos algorítmicamente según lo que Windows crea importante.

Primeras impresiones Windows 11

La barra de tareas esconde algunas sorpresas más. La Vista de Tareas, la posibilidad de agrupar lo que llamamos “Workspaces” y pasar de una a otra ventana y pestaña sigue presente, aunque no se utilizara mucho en Windows 10. Cortana, la “cara” de Windows 10, sigue siendo una app, pero no aparece en el menú de Inicio y es accesible solo si se abre dicha app.

También hay un cambio fantástico, pero algo escondido, en Windows Snap: Microsoft ha implementado las FanzyZones de PowerToys en el sistema operativo. Las FanzyZones fueron introducidas en 2020 y son una de las herramientas de Windows que le permiten al usuario colocar las ventanas en “zonas”: no solo un cuadrado, pero también en una barra a lo largo de la pantalla.

¡Ahora está disponible directamente desde cualquier app con ventanas! Simplemente, tendrás que colocar el ratón sobre el icono para maximizar las ventanas y verás una opción para alinear la ventana en varios tipos de configuración. Windows 11 es lo suficientemente inteligente para saber que una pantalla 4K ofrece más espacio para alinear ventanas y te dará más opciones que una tablet.

Primeras impresiones Windows 11

Gran parte de Windows 11 tiene el mismo aspecto que Windows 10: el Centro de actividades de la esquina derecha, por ejemplo, sigue igual. Pero hay un gran cambio en Windows 11 que no habíamos visto antes: los widgets.

Primeras impresiones Windows 11

La gran galería de widgets de Windows 11

Justo en medio de los iconos de la barra de tareas encontramos los widgets, una prestación que no veíamos desde Windows 98 y Windows XP. No son widgets de escritorio, sino una versión grande de la función Noticias e Intereses de Windows 10 que Microsoft presentó en abril. No estamos bromeando: ocupa gran parte de tu escritorio desde la parte izquierda.

Primeras impresiones Windows 11

No está claro lo que Microsoft quiere hacer con estos widgets: ¿un lugar donde poner algunas herramientas de Windows? ¿Un almacén para noticias relevantes, como los eventos del día? Pero hay una trampa..., quizás.

Por ahora, Widgets se esconde detrás de una especie de paywall, bloqueando Widgets de PCs con Windows 11 con cuentas locales y haciendo que tengas que iniciar sesión en tu cuenta de Microsoft (MSA) para acceder a los widgets.

Si eres alguien que prefiere usar una cuenta local, puede que los widgets no sean para ti.

Todo lo demás de Windows 11

No todas las apps que supones que están en Windows 11, lo están, ya sea de forma deliberada o por el calendario de su desarrollo, no sabemos muy bien.

Primeras impresiones Windows 11

Muchas apps que “aparecen” en el menú Inicio son simplemente atajos para descargarlas: por ejemplo, To-Do, Microsoft News, Photos y la app Xbox. Nuestra beta se hizo pesada llegados a este punto.

Al abrirla, la app Fotos no función y tuvimos que intentar reabrirla varias veces hasta que lo conseguimos. Tampoco pudimos acceder a algunas carpetas del Administrador de archivos, y Microsoft Paint no se abrió. Pensamos que estos bugs serán solucionados a medida que Microsoft trabaje en el desarrollo de Windows 11, como es normal.

Otros componentes son más estables. El último Microsoft Edge, la versión 91, se incluye en Windows 11 y funciona perfectamente. El Panel de control sigue existiendo y parece clavado al de Windows 10, con algunos cambios para reflejar la nueva funcionalidad de Windows 11. Microsoft sigue actualizando Windows Defender y otros aspectos del sistema operativo con Windows Update. El Administrador de tareas sigue igual.

He encontrado la colección de apps de Microsoft dentro de la app Microsoft Store, todas a punto para ser actualizadas: Windows Voice Recorder, Your Phone, Microsoft People y más. (La app Store dejó de funcionar al descargar estas actualizaciones, por cierto.) Merece la pena decir que, mientras que Your Phone y People aparecen en la barra de tareas en Windows 10, en Windows 11 (¡por ahora!) no.

Primeras impresiones Windows 11

Por último, no estamos delante de Windows 10 S o nada que se le parezca. Puedes descargar e instalar las apps Win32 tradicionales. Las que he probado funcionan bien.

Veredicto temprano de Windows 11

Esta versión filtrada de Windows 11 me deja con sentimientos encontrados. Siempre había estado a favor de las nuevas prestaciones, no como otros, y había recibido bien Noticias e Intereses como una forma de mejorar Windows 10.

La estética siempre había estado en un segundo plano. No obstante, Windows 10X resultó frío y sin vida, y el nuevo menú de Inicio de Windows 11 no es nada acogedor, aunque como mínimo resulta más funcional, lo que para algunos resultará un paso en la dirección correcta.

Por otro lado, siempre he hablado bien de los elementos de personalización de Windows, y me gusta ver que Microsoft se ha superado a sí mismo con los fondos personalizables de Windows 11. Mientras se aproxima su lanzamiento, tendrá que lanzar automáticamente Windows Tips o guiar a los usuarios por el sistema operativo utilizando Windows Edge o alguna otra app.

Normalmente, tendríamos el lujo de probar Windows 11 a través del contexto ofrecido por Microsoft. Simplemente no sabemos para quién es Windows 11, cuándo llegará, ni siquiera si será gratis o no.

Basándonos en lo que hemos visto, es posible que Microsoft nos diga que lo ha visto como una oportunidad para reducirlo a lo que cree que prefieren los usuarios y que ofrecerá Windows como actualización gratuita. Puede que Microsoft le cobre a los fabricantes de PC para usar sus sistemas operativos, pero quiere que sus clientes se suscriban a Xbox Game Pass y Microsoft 365. Y no pensamos que este modelo vaya a cambiar.

Seis años o así trabajando con Windows 10 ha hecho que tengamos un poco de memoria muscular, así que Windows 11 sí que se ve un poco extraño. Hasta ahora, no obstante, me sorprende lo mucho que me ha gustado. Windows 11 sigue estando algo inacabado, sin embargo, y será interesante ver cómo Microsoft lo termina de pulir en las próximas semanas y meses.

Artículo original publicado en PCWorld US