Puede que Chrome sea el navegador más utilizado por los navegantes a nivel mundial, debido a su buen hacer en los últimos años y a la integración con los servicios de Google, como puedan ser Gmail, Google Maps o Google Fotos, entre otros. 

Sin embargo, debes saber que no necesariamente tiene por qué ser el mejor navegador de todos. De hecho, encontramos en el mercado alternativas que podrían satisfacer mejor tus necesidades.

Este es el caso de Firefox, un navegador que no está basado en Chromium, el proyecto que impulsa a Chrome, y que sería la principal diferencia frente a otros competidores como Edge de Microsoft u Opera. 

Pero Firefox cuenta con un gran equipo de desarrolladores que siempre se han mostrado muy interesados en mantener la privacidad en la red. Como resultado, el uso de Firefox puede aumentar el rendimiento del PC y añadir extras de seguridad en tus sesiones online

A continuación, vamos a explicarte ocho razones por las que deberías al menos plantearte su uso en vistas de lo que nos ofrecen las versiones actuales, con funciones integradas que no existen en Chrome, o bien que requieren de la instalación de complementos adicionales de terceros. 

Bloqueo de reproducción automática de vídeos

Muchas páginas web tienen vídeos y otra serie de medios que se reproducen automáticamente cuando se carga la página. Tal es así que no todos los navegadores silencian automáticamente el audio, a pesar del odio universal que generan. 

El vídeo de reproducción automática puede consumir más ancho de banda innecesario cuando estás utilizando una conexión con datos limitados si navegas desde tu smartphone o tablet

En Chrome, si deseas bloquear sitios con la reproducción automática, debes buscar e instalar una extensión de terceros. Esto no ocurre en Firefox, ya que el navegador mantiene bloqueada la reproducción automática de audio y vídeo incluso para YouTube. 

Si deseas revertir esta opción y deja que se carguen automáticamente al visitar una página, Firefox te lo pone fácil para poder modificarlo desde los ajustes de configuración del navegador. 

Navegación más rápida

Tras una instalación nueva de Firefox, el navegador bloquea automáticamente los rastreadores que pueden hacer que la navegación sea lenta. Cuantos más scripts deban cargarse como parte de un sitio web, más los sentirás. 

Incluso si se ejecutan de forma invisible en segundo plano, todavía están ahí, lo que puede provocar que tu PC vaya más lento o se acelere. Si evitas que se ejecuten, conseguirás que la navegación web sea mucho más ágil.

Firefox también evita que los criptomineros accedan a tu dispositivo, también conocido como prácticas de cryptojacking. Es cuando un sitio web permite que un código malicioso use tu ordenador para extraer criptomonedas. 

Indirectamente, esta función de protección también ayuda con la velocidad de navegación. Si los recursos de tu sistema quedan ocupados por un criptominero que accede a tu dispositivo, tu PC se sentirá lento, incluso cuando solo estés navegando en la red. 

Aligera la carga de la CPU del sistema

Chrome tiene la reputación de acaparar los recursos del sistema, es decir, la RAM, pero a veces también afecta a la carga de la CPU más de lo esperado. Google ha tomado medidas para reducir estos problemas, pero Firefox no ha tenido esos problemas previamente. 

Por lo general, reduce los recursos del sistema y cuando comienzas a acumular pestañas y ventanas abiertas, las sesiones de navegación no se ralentizan.

Dicho esto, Firefox también puede sufrir ocasionalmente una sobrecarga de memoria, si te gusta dejar muchas pestañas abiertas durante días. Pero puedes solucionar esto rápidamente usando el Administrador de tareas de Firefox para cerrar de golpe y traer de vuelta a una pestaña que se ha vuelto loca. 

Siempre que tengas el navegador configurado para recordar tu historial de navegación, cierra la aplicación por completo y vuelve a abrirla. (Tus pestañas deberían restaurarse automáticamente sin necesidad de reiniciar todo el PC.)

Extensiones para móviles

¿Cansado de abrir anuncios molestos mientras navegas con tu teléfono móvil? Los usuarios de Android están de enhorabuena. Al igual que sucede con la versión de escritorio, puedes instalar extensiones de navegador en la versión móvil de Firefox. 

Debemos decir que está limitado a 17 complementos máximo, pero con ellos podrás cubrir los aspectos clave para mejorar la seguridad y la navegación web. 

Encontrarás opciones reconocibles como uBlock Origin (bloqueo de anuncios), NoScript (control sobre JavaScript), HTTPS Everywhere (fuerza conexiones seguras a sitios web cuando están disponibles) y mucho más. 

Instalar un bloqueador de anuncios hace que la experiencia de navegación sea más fluida: no más toques accidentales en ventanas emergentes, anuncios o enlaces patrocinados a los que no deseas visitar.

Sincronización en todos los dispositivos

Parte del atractivo de Chrome es la naturaleza fluida del ecosistema de Google: acceder a sus marcadores y sincronizar las pestañas abiertas en todos los dispositivos, es algo simple. Pero esa característica no tiene por qué ser una razón para quedarse con Chrome. 

Firefox también te permite navegar por la web con facilidad en todos los dispositivos. Es tan independiente de la plataforma como Chrome, por lo que puedes alternar entre Windows, Linux, Mac, Android e iOS sin problemas. 

Crea una cuenta de Firefox Sync, y tu historial de navegación, marcadores, pestañas, contraseñas guardadas y más te seguirán a cualquier dispositivo en el que inicies sesión. 

También podrás utilizar servicios adicionales orientados a la privacidad y la seguridad, como es el caso de Firefox Relay (enmascaramiento de correo electrónico) y Firefox Monitor (supervisión de violación de datos) desde la misma cuenta única.

Garantías extra de privacidad

Más allá de evitar automáticamente que las cookies y los rastreadores de terceros recopilen datos sobre tus hábitos de navegación, Firefox también bloquea las huellas dactilares, un método más avanzado para monitorizar a las personas en la web. 

Una huella digital recopila información sobre el hardware, el software de tu PC (sistema operativo y navegador), complementos, preferencias y, a veces, más temas y personalizaciones. 

El seguimiento de una huella digital puede llevarse a cabo durante meses o incluso más, lo que significa que quienquiera que consulte tus datos puede hacerse una idea clara sobre tu vida privada y tus hábitos. 

Piensa en ello como una forma más invasiva de alguien que te acecha a través de Instagram y otras cuentas de redes sociales, pero en cambio, están recopilando información que oficialmente tú no han querido hacer pública, quizá ni con tus amigos y familiares. 

Firefox también permite a los usuarios habilitar DNS-over-HTTPS (DoH). Normalmente, cuando introduces una URL (por ejemplo, https://www.pcworld.es) en la barra de direcciones y presionas ‘Intro’, la búsqueda de la dirección IP a la que se lanza el nombre de dominio se realiza en texto sin formato. 

Es decir, cualquier persona en tu red puede ver a qué sitios estás accediendo. Pero si obligas a que el proceso se lleve a cabo a través de un servidor encriptado, estarás frustrando cualquier intento de entrometimiento.

Esta extensión oficial de Firefox también te permite hacer malabarismos con cuentas alternativas y evita que las cookies de seguimiento de terceros vean más de lo que deberían. 

Modo lector

A veces, solo deseas leer el artículo de una página web, no navegar a través de ventanas emergentes, incrustaciones de video, anuncios y cualquier otra cosa que el propietario del sitio coloque en la página para mantener tu atención y tráfico (ejem). Tener todos los extras en la página puede ralentizar tu capacidad para desplazarte.

Pues bien, puedes reducir las distracciones visuales con extensiones que eliminan anuncios, bloquean secuencias de comandos y más, pero Firefox te ofrece una opción extra de un solo clic para eliminar el desorden en una página: el modo lector. 

Haz clic en un ícono en la barra de direcciones y obtendrás una vista limpia y reducida que muestra solo el texto en una fuente grande y legible, de manera que las imágenes que acompañan a la historia también desaparecen. Podrás pasar el texto mucho más rápido.

Para ser justos, Chrome ha ofrecido un modo de lectura antes, pero el equipo de desarrollo parece no poder decidir si mantenerlo o no. Algunas versiones de Chrome te permiten habilitarlo, otras no. En Firefox, esto parece haber llegado hace años para quedarse.

Código Open-source

Prueba a preguntar a los usuarios actuales de Firefox por qué cambiaron de navegador y es posible que escuches ‘No es Chrome’. 

¿Qué hace que Chrome sea tan malo? El gran problema para la mayoría es tener todos tus datos expuestos para una empresa que gana dinero a través de la publicidad. (Recuerda el dicho de que si un servicio es gratuito, tú eres el producto). Ese es el gran problema de la privacidad.

También es más difícil para la comunidad examinar la seguridad de Chrome. A pesar de estar construido sobre un proyecto de código abierto (Chromium), el navegador Chrome oficial combina el giro propietario de Google en ese código y mantiene los resultados finales en secreto. 

Los usuarios no pueden examinar cómo se construyen las cosas. Mucha gente no piensa en esto como un problema, pero saber cómo se hace algo puede decirte mucho más sobre sus debilidades. Con Firefox, eso no es un problema. 

Artículo original publicado en PCWorld US por Alaina Ye.