Según The Wall Street Journal, Microsoft negocia con la operadora Verizon la fabricación de un smartphone que llevaría por nombre Pink y con el que se pretende superar el éxito de Apple con su iPhone, pese a que recientemente se aseguraba desde Microsoft que se había pasado ya el momento de este teléfono móvil.

El teléfono, que estaría fabricado por alguna tercera compañía de hardware, llevaría Windows Mobile como sistema operativo y estaría específicamente diseñado para competir con el iPhone. Eso sí, Microsoft centraría sus esfuerzos en desarrollar “nuevas prestaciones de software” y un acceso directo a la tienda de aplicaciones Windows.

De momento, desde la operadora no han querido pronunciarse acerca de esta información, mientras que desde Microsoft declaran que la estrategia de la compañía “no ha cambiado”. “Es, y siempre ha sido, proporcionar una plataforma de software para la industria. Trabajamos muy estrechamente con operadores móviles y fabricante de dispositivos en todo el mundo porque nuestros clientes quieren diferentes experiencias de usuario con diversos teléfonos”.

Según The Wall Street Journal, es el propio Steve Ballmer quien está llevando a cabo las negociaciones con la operadora, quien estaría buscando diferentes maneras de competir con AT&T, que tiene la comercialización en exclusiva en Estados Unidos del iPhone.