El año pasado, eBay hizo algo similar, convirtiendo su suite de herramientas del gestor de ventas en tienda con un repositorio abierto y escaparate para las aplicaciones desarrolladas en el exterior.

Los planes de App Store son el último paso en la agresiva estrategia de PayPal paraatraer a los desarrolladores externos, después de que la empresa abriera su plataforma de pagos a finales el año pasado.

Con los teléfonos inteligentes, PayPal ve un futuro en el que su sistema puede ser utilizado para pagar en el supermercado, la limpieza, la gasolinera, y cosas como el alquiler y los parquímetros.

PayPal está haciendo una prueba beta limitada de su colección de pago por móvil, que está diseñada para permitir a los desarrolladores agregar funciones de pago a las aplicaciones del iPhone. La biblioteca más tarde se extenderá a otras plataformas de teléfonos inteligentes.

PayPal considera que las transacciones de pago por móvil aumentan rápidamente en su plataforma, aún cuando los usuarios tienen que salir de una aplicación para entrar por un acceso externo a Pay Pal, a través de un navegador móvil.