Oblumi, una joven startup de Sevilla orientada hacia el e-Health y el Internet de las cosas, acaba de presentar su primer producto, Oblumi tapp, un dispositivo que conectado al smartphone se transforma en un poderoso termómetro por infrarrojos con múltiples posibilidades.

¿Cuáles son todas esas posibilidades?

Gracias a Oblumi tapp podrás medir la temperatura corporal en cuestión de segundos, a través de la frente o el oído del paciente. El dispositivo ha sido fabricado en plásticos de alta calidad certificados para el contacto con la piel y además, debido a que cuenta con un sensor de infrarrojos, se ha pensado especialmente para ser utilizado en aplicaciones médicas.

A través de la App de Oblumi, y con este dispositivo, obtendrás automáticamente el cálculo de la dosis de medicamentos que correspondería tomar en ese momento, según cada paciente y de acuerdo a los medicamentos más habituales.

Contarás con un completo historial de datos, que quedarán registrados y que harán más fácil el seguimiento de la evolución de la fiebre para el profesional médico.

Se podrán compartir los perfiles de diferentes pacientes con los usuarios que quieras (pudiendo crear también tantos perfiles como sean necesarios).

Asimismo, podrás enviar y recibir notificaciones con los datos de seguimiento de los diferentes pacientes, además de crear alarmas para recordarte una toma de medicamento o una nueva medición de temperatura.

También podrás utilizar Oblumi tapp para comprobar la temperatura de líquidos, lo que podría resultar muy útil para saber la temperatura del biberón o del agua de la bañera.

La App de Oblumi es compatible tanto con Android como con el sistema iOS de Apple, y podrás acceder a ella no sólo desde tu teléfono móvil sino también desde cualquier ordenador o tablet. Lo mejor es que el Oblumi Cloud sincronizará la información de todos los dispositivos.