Las herramientas Proactive Automation of Change Execution (PACE) permiten cambiar los nombres de usuario y contraseñas, gestionar cambios no previstos en la configuración de dispositivos, proporcionar informes conforme a las regulaciones de la industria y analizar la seguridad y rapidez de la red.

Así, una de las nuevas herramientas disponibles es CiscoWorks Network Compliance Manager 1.0, que permite gestionar más de cien nodos de red. La segunda de las novedades es Cisco Configuration Assurance Solution (CAS) 1.1, que incrementa la disponibilidad de la red y la seguridad al tiempo que contribuye a optimizar la eficiencia de las aplicaciones y a cumplir con las normativas de TI. Ambas soluciones ya se encuentran disponibles.

De acuerdo con Karen Sage, directora de marketing de producto PACE, Cisco no tiene intención de proporcionar, al menos por el momento, una solución para la gestión de bases de datos. No obstante, la firma utilizará la gestión para bases de datos, CMDBs (Configuration Management Databases) de otros fabricantes como BMC Software, CA, HP y la unidad de negocio de IBM, Tivoli.

Asimismo, Cisco tiene intención de comenzar a trabajar con estos fabricantes, entre otros, a lo largo de este año para crear un estándar para CMDB. De esta forma, “veremos una gran apertura entre Cisco y otros fabricantes”, concluye la responsable.