Desde hace tiempo se predice que el 2021 va a ser un año importante para Microsoft. Solo en los dos primeros meses del año, ya hemos visto la Surface Pro 7+ centrada en los negocios y el lanzamiento ampliado de la Surface Duo plegable.

El Pro 8 y un nuevo Surface Laptop se esperan para este año, mientras que también podríamos tener un nuevo Surface Go antes de que termine el año.

Sin embargo, eso es sólo en el lado del hardware. Se espera que Windows 10X se lance esta primavera, mientras que hay rumores desde octubre que sugieren que el propio Windows 10 será revisado.

A esto último parece referirse el director de producto Panos Panay cuando habló de "la próxima generación de Windows" en la conferencia de desarrolladores Ignite de Microsoft el 2 de marzo.

Como viene siendo habitual, Panay continuó diciendo que está "muy emocionado", aunque Windows no fue el centro del evento. Presumiblemente se refería a la actualización de Windows 10 en Sun Valley, que se espera que llegue a finales de 2021.

Se espera que esta sea la mayor actualización del sistema operativo desde su lanzamiento hace seis años, incorporando un nuevo lenguaje de diseño, refinamientos en la multitarea y varias mejoras bajo el capó.

A pesar de todas las nuevas características que se han añadido a Windows 10, el aspecto principal no ha cambiado. A alguien que coja un dispositivo con la actualización 20H2 le costará notar la diferencia con respecto a una versión de 2016.

Esto es quizás comprensible: Microsoft experimentó con cambios de diseño al por mayor en Windows 8, pero una ola de críticas hizo que la compañía volviera a un diseño probado y fiable en Windows 10.

Sin embargo, solo se puede mantener esto durante un tiempo antes de que el software se considere anticuado y la gente busque alternativas. La cuota de mercado de Windows 10 se ha mantenido relativamente constante, pero el auge de Chrome OS ha tentado a algunos usuarios a alejarse de Microsoft.

También hay una nueva oleada de tabletas que pretenden sustituir al portátil, liderada por el iPad Pro de Apple con Magic Keyboard.

Con el lanzamiento de Windows 10X, el primer sistema operativo para la web, en el horizonte, Microsoft quizás piense que es el momento adecuado para cambiar las cosas. De hecho, muchas de las características rumoreadas de Sun Valley parecen haberse inspirado en el desarrollo del spin-off de Windows 10.

Entre ellas se encuentran el rediseño de las aplicaciones del sistema, un centro de acción simplificado y opciones de multitarea más profundas. Es probable que todas ellas aporten pequeñas pero notables mejoras en la forma de utilizar el PC, y el gran número de nuevas características previstas la convierten en una actualización importante.

¿Es probable que estas novedades cambien la forma en que usas tu dispositivo Windows 10? Probablemente no, pero la actualización de Sun Valley representa los cambios más interesantes que hemos visto en Windows en años.

Antes de eso, sin embargo, esperamos una actualización 21H1 mucho más pequeña, que parece que se centrará en la experiencia de trabajo remoto.

Artículo original publicado en nuestra web hermana TechAdvisor UK.