Ni tendrá stand propio ni presentará, en ningún evento paralelo, terminal nuevo alguno. Así lo ha confirmado a Bloomberg una fuente de Nokia, quien explica que la compañía finlandesa ha tomado la decisión “estratégica” de no presentar ningún nuevo teléfono en el evento.

Aunque la decisión de no acudir con stand propio a la feria era conocida, lo cierto es que varios medios de comunicación y blogs tecnológicos (como Fonehome.co.uk y Phonesreview) sí esperaban que, coincidiendo con la muestra, Nokia presentara algunos nuevos teléfonos, especialmente de la Serie C. Por eso, la decisión de no anunciar ningún terminal (ni siquiera en los eventos paralelos que ha programadopara esos días) ha decepcionado a aquellos que querían ver nuevas apuestas del que, a día de hoy, sigue siendo el mayor fabricante de móviles del mundo.

Nokia prefiere hacer anuncios relacionados con su negocio de servicios, reforzando el mensaje de su CEO, Olli-Pekka Kallasvuo, de hacer una transición de ser un mero fabricante de terminales a una empresa que ofrece a sus clientes aplicaciones de pago en sus dispositivos, según la fuente que ha hablado con Bloomberg.

Por último, cabe señalar que la compañía tiene previsto hacer sus principales lanzamientos de producto en la segunda mitad del año, cuando esté finalizada una nueva versión de Symbian.