Tras la tienda iTunes y los rumores que surgieron la semana pasada de un proyecto similar de Microsoft, denominado Zune Pass, es ahora Napster el que anuncia su regreso como servicio de suscripción de pago.

Así, disponible de momento sólo para Estados Unidos, los usuarios deberán pagar cinco dólares al mes para poder escuchar, de manera ilimitada y en modo streaming, las diferentes canciones que posee Napster. Según sus datos, su discoteca supera los 7 millones de canciones. Además, por esos cinco dólares, los usuarios podrán descargar cinco canciones cada mes en formato MP3 y libre de derechos DRM.

A través de este servicio también se podrán escuchar más de 60 radios gratuitas y más de 1.400 listas de reproducción programadas.

Se trata de un gran cambio para Napster, cuya idea original tuvo que cerrar en 2001. Posteriormente, Napster fue relanzado como servicio legítimo de suscripción musical perteneciente a Roxio. Este último paso de Napster intenta competir, principalmente, con la tienda musical de Apple.