“El proyecto nace con la intención de colocar a España a la cabeza de la Sociedad de la Información a través de un grupo de empresas que prestan servicios a 17 millones de telefonía fija, 46,5 de móvil, 4,7 de banda ancha y 1,4 de televisión de pago”. Con estas palabras, Miguel Canalejo, presidente de Redtel, daba por constituida la asociación que pretende aunar fuerzas para impulsar los servicios de telecomunicaciones

Juntos, estos cuatro operadores aportan 46.000 empleos directos, invierten 5.000 millones de euros anuales y mueven una cifra de negocio superior a los 32.000 millones de euros al año. Por ello, confían en que, gracias a las sinergias generadas entre los cuatro operadores, los beneficios derivados de sus actuaciones se traduzcan en ventajas para el sector de las TI en general y con sus consecuencias en la economía española.

“Redtel nace en un momento en el que aumentan las necesidades de inversión y en que la sociedad española demanda servicios que requieren una infraestructura tecnológica de mayor complejidad”, concluye Canalejo.