“Las cifras récord de asistencia al evento de este año reflejan el extraordinario y convincente programa de conferencias que hemos tenido en esta ocasión”. Con estas palabras John Hoffman, CEO de la división de conferencias de GSMA, apuntaba la satisfacción por la gran acogida que el MWC ha experimentado este año y que, en opinión de este responsable, debe gran parte de su éxito a las conferencias que se han llevado a cabo y en las que han participado más de 230 consejeros delegados. El CEO de Cisco, John Chambers, el de Nokia, Olli-Pekka Kallasvuo, y el de Vodafone, Arun Sarin, han sido algunos de los ponentes de gran prestigio internacional en la industria de la telefonía móvil que han participado en estas conferencias.

Asimismo, la cita también ha contado con 1.300 empresas expositoras que han ocupado aproximadamente 29.000 m2 de espacio en el que han mostrado sus últimas novedades en el mercado.

Así, entre otras presentaciones se han podido ver los últimos chips de nVidia para móviles con capacidad para reproducir vídeo de alta definición, el nuevo módulo WiFi/WIMAX de Intel para integrarlo en portátiles de nueva generación con procesador Centrino, así como toda una serie de servicios que las operadoras ponen al servicio del usuario para facilitar su conectividad tanto con sus aplicaciones y documentos de trabajo, como con todo lo relacionado con el ocio digital.

Mobile World Congress ha cerrado sus puertas en Barcelona hasta el próximo año, si bien, la edición asiática del evento, que tendrá lugar del 18 al 20 de noviembre de este mismo año en la ciudad de Macao, también espera seguir batiendo récords de asistencia.