Connectix comercializaba soluciones de emulación de sistemas operativos Windows en entornos Macintosh, como Virtual PC. Con la compra por parte de Microsoft de las soluciones de emulación de Connectix, la compañía de Redmond se asegura que los usuarios de las mismas puedan migrar a nuevos sistemas operativos más fácilmente mientras siguen utilizando sistemas antiguos.

Virtual PC para Mac, el emulador más conocido de Connectix, permite que un usuario de sistema operativo Macintosh pueda utilizar aplicaciones Windows, acceso a redes de PC, compartir archivos con otros PC, y trabajar en la interfaz de un ordenador basado en Windows. A partir de ahora, este producto se englobará en la línea de negocio de Microsoft para Macintosh, al lado de Office o Explorer para Mac. Apple ha visto con buenos ojos esta adquisición, y considera que "Virtual PC estará en buenas manos". Connectix, por su parte, señala que Microsoft desarrollará los mejores productos de virtualización para Windows y Macintosh.

Virtual PC para Windows, otro de los productos adquiridos a Connectix, permite que los usuarios de Windows dispongan de herramientas para migrar a Windows XP o 2000 Professional, al mismo tiempo que pueden utilizar aplicaciones en un sistema operativo anterior. Y Virtual Server, el tercer producto que Microsoft ha adquirido, permite virtualizar varios servidores Windows NT 4.0 y sus aplicaciones, en un solo sistema servidor Windows. Actualmente en fase beta, se espera la versión final para finales de 2003.

www.microsoft.com