El Ability Summit de Microsoft destacó cómo la compañía está incorporando la accesibilidad en el diseño de Windows 11, Microsoft Edge y, especialmente, sus increíbles periféricos, pero hay que preguntarse, una vez más: ¿Podría Microsoft hacer más para que el menú de Inicio y la barra de tareas de Windows 11 sean más accesibles para los usuarios de edad avanzada?

Tengo la suerte de ser perfectamente móvil, con la capacidad de utilizar un ratón, un teclado y un mando de Xbox sin ninguna ayuda adicional. Pero también soy uno de los millones de usuarios cuya visión empeora lentamente con el tiempo. 

Pero mi visión empeoró durante la pandemia, ya que estuve encerrado en casa y no tuve tantas oportunidades de conducir, hacer viajes y utilizar mi visión de lejos. A mi hijo menor, que soportó dos años de aprendizaje a distancia, le ocurrió lo mismo. Por otro lado, los usuarios que empezarón a usar Windows en 1985 se están haciendo mayores.

La capacidad de utilizar un ordenador depende en gran medida de la capacidad de ver. Los estudios han vinculado una función visual deficiente con la depresión y el aislamiento social, simplemente por la incapacidad de interactuar con el mundo que les rodea.

Y aunque Windows ofrece tecnologías de asistencia para quienes tienen graves problemas de visión -Narrador, el lector de pantalla integrado de Windows-, existe ciertamente un término medio para quienes pueden ver lo suficientemente bien como para utilizar un ordenador pero tienen problemas para navegar por los distintos menús.

¿Podría Windows 11 adaptarse a esto, con iconos más grandes y un menú de Inicio y una barra de tareas redimensionables? ¿Y podría Microsoft hacer un mejor trabajo con sus próximas carpetas de Inicio en este sentido? Creo que Microsoft podría, y su reticencia a comprometerse con el tema es un poco desconcertante.

En este artículo hablaremos de lo que puedes hacer para compensar la decisión de Microsoft y ayudar a que estos elementos de Windows 11 sean más accesibles. Pero no estoy seguro de si Microsoft pretende simplemente que confíes en estos métodos o si planea más mejoras para Windows 11.

He podido hacer algunas preguntas al respecto a Jenny Lay-Flurrie, directora de accesibilidad de Microsoft (una vez en las redes sociales y otra en el evento de prensa sobre accesibilidad de Microsoft) y, de momento, no he recibido ninguna respuesta oficial. Sin embargo, Microsoft nos indicó varias soluciones, que hemos incluido al final de este artículo.

Windows 11

La barra de tareas de Windows 11 deja una gran cantidad de espacio extra sin utilizar, los iconos no son redimensionables y no hay ninguna indicación sobre qué aplicación es cada una a menos que sepas pasar el cursor por encima.

La barra de tareas de Windows 11: Difícil de analizar

La barra de tareas de Windows 11 presenta tres obstáculos a la accesibilidad: La propia barra de tareas no es movible ni redimensionable, los iconos no se pueden ampliar de forma independiente y los botones de la barra de tareas siempre están combinados.

Windows 10 permite ajustar el primer y el tercer elemento. El hecho de no combinar los botones de la barra de tareas permite a alguien crear una gran zona de aterrizaje de la barra de tareas cuya función está claramente explicada, como ocurre en Windows 10.

Windows 11

En Windows 10, quienes lo necesiten podrán determinar rápidamente cómo navegar hasta una determinada aplicación abierta, y cuál es.

Extrañamente, el menú de configuración de Windows 10 (haz clic con el botón derecho del ratón en la barra de tareas para acceder a él) permite hacer los iconos más pequeños, no más grandes, lo que también parece ser un problema para los usuarios más antiguos. Pero Windows 11 simplemente no ofrece la flexibilidad de Windows 10 en cuanto a la configuración del menú Inicio.

El menú de Inicio: Windows 11 necesita trabajo

A estas alturas, probablemente estés familiarizado/a con las limitaciones del menú Inicio de Windows 11: no se puede cambiar el tamaño de toda la ventana, no se puede ajustar el tamaño de sus iconos y la falta de Live Tiles también restringe el tamaño de los iconos.

En Windows 10, puedes ampliar los iconos del menú Inicio hasta un tamaño relativamente enorme, lo que no sólo facilita la lectura y la navegación, sino que también te permite recordar visualmente qué aplicaciones son las más importantes, cómo se llaman y dónde viven. (Aunque esto te parezca una tontería, piensa en las dificultades que pueden tener algunos familiares mayores para navegar por un ordenador).

Windows 11

Simplemente no soy fan de las carpetas del menú Inicio propuestas por Windows 11 (vistas aquí como parte de una Build de Windows Insider) ya que los iconos dentro de las carpetas pueden ser demasiado pequeños para verlos a menos que se haga clic en ellos. Al hacerlo, el contenido de la carpeta aparece en una vista más grande.

Una herramienta bastante útil de organización que Microsoft incluía en Windows 10 eran las carpetas de inicio, que agrupaban las aplicaciones relacionadas. Éstas se dejaron fuera de Windows 11, pero ya hemos podido echarles un vistazo y probarlas como parte del programa Windows 11 Insider. Microsoft señaló que las carpetas de Inicio pueden ser nombradas, lo que puede ayudar a identificarlas.

Tanto en Windows 10 como en Windows 11, las carpetas de Inicio realmente reducen el tamaño de los iconos que contienen, haciéndolos menos visibles. Nunca he entendido esta decisión.

Al menos ambos sistemas operativos crean menús emergentes que albergan versiones más grandes de los mismos iconos cuando se hace clic sobre ellos.

Windows 11

Cuando hago clic en la carpeta del menú Inicio de Windows 10 marcada como "cosas de Office", el contenido aparece con iconos más grandes y explicativos. Pero también tengo la opción de designar simplemente un mosaico "grande" para una aplicación individual, como he hecho para la aplicación de Office a la derecha.

Si Microsoft no va a volver a los Live Tiles, está bien. Pero, ¿por qué no puede Microsoft ofrecer un menú de Inicio de Windows 11 redimensionable que pueda ampliarse si es necesario? ¿La opción de iconos más grandes y redimensionables individualmente? ¿Carpetas del menú de inicio que también se puedan redimensionar y reorganizar? ¿Una barra de tareas que pueda ajustarse para ampliar y llenar el espacio disponible con iconos en mosaico?

Esto no debería ser el dominio de un mod de terceros como Start11 o incluso el excelente PowerToys de Microsoft. Yo diría que no son opciones estéticas, sino funcionales. Accesibles. Limitar la accesibilidad en el punto literal de inicio de la experiencia de Windows 11 debería ser un poco embarazoso para todos los implicados.

Soluciones: Lo que puedes hacer mientras tanto

Tanto si Microsoft decide tomar medidas como si no, tienes algunas opciones para hacer que Windows sea más accesible visualmente utilizando sus herramientas integradas.

Cambiar el tamaño de los iconos del escritorio

En primer lugar, puedes cambiar el tamaño de los iconos que flotan en el escritorio. (No, esto no afecta a los iconos de la barra de tareas ni al menú Inicio. ¿Por qué no?)

Windows 11

Solo tienes que hacer clic con el botón derecho del ratón en tu escritorio y navegar hasta 'Ver' en el menú desplegable. A continuación, podrás elegir entre los iconos 'Grande, Mediano y Pequeño', y escoger lo que más te convenga.

Escala de PPP

La siguiente opción es lo que se conoce como 'Escala de PPP', o simplemente 'Escala'. La opción se encuentra en el menú de configuración de Windows 11. (Sistema > Pantalla > Escala). (Sistema > Pantalla > Escala) Aquí, encontrarás un menú desplegable con una variedad de porcentajes para elegir, así como una configuración "recomendada".

Windows 11

Puede aumentar la escala de su entorno Windows, lo que le ayudará a facilitar la visualización y la navegación. Ten en cuenta que puedes aumentar la escala hasta un 350 % más o menos, dependiendo del tamaño y la resolución de la pantalla.

Scale es un control "universal" que cambia el tamaño de todo: texto, elementos de la interfaz de usuario, ventanas del navegador, Inicio, la barra de tareas... todo. Es una forma sencilla de ampliar todos los elementos visuales de la pantalla y, para ser justos, puede representar lo que Microsoft piensa que es la forma más universalmente accesible de aumentar la visibilidad de la interfaz de usuario de Windows. Todavía no aborda la posibilidad de cambiar el tamaño o ajustar Inicio, pero hará que esos elementos de Windows sean más visibles.

El único truco que esconde Scale es que es controlable por pantalla. Así que si escribes en la pantalla de un portátil pero también usas un monitor secundario como pantalla principal, asegúrate de ajustar ambas de la manera que te gustaría. Es muy posible que tengas dos ajustes independientes para ambas pantallas.

Utilizar la lupa

La tercera opción es la Lupa, que se puede utilizar como una lupa electrónica literal. La lupa puede controlarse a través del menú de Configuración de Windows 11 (Accesibilidad > Lupa) y puede activarse tecleando WIN + + (es decir, tocando simultáneamente las teclas "Windows" y "más") y desactivarse con WIN + ESC.

Ten en cuenta que el menú de Configuración controla la "intensidad" de la Lupa, por lo que puede querer "subirla" aumentando el porcentaje. La Lupa también puede usarse en modo de pantalla completa o como "lente", lo que a mí me pareció bastante útil.

Cuando está en modo Lupa, el cursor interactúa con la pantalla como de costumbre, por lo que puedes hacer clic con el botón izquierdo y derecho en varios elementos visuales.

Windows 11

Por supuesto, también puedes utilizar la propia capacidad de Windows para leer y navegar por voz, ya sea dentro de Word o a través del Narrador de Windows. No recomendaría usar el Narrador si ya puedes navegar visualmente por Windows, ya que tiende a estorbar. Sin embargo, si tienes dificultades para ver, puede ser muy valioso.

Tamaño del texto

Microsoft también ha señalado que puedes ir al menú de Configuración y ajustar sólo el tamaño del texto a través de 'Accesibilidad > Tamaño del texto'. Eso no ajustará el tamaño de los iconos, pero hará que el texto sea más grande en la mayoría de sus diversas aplicaciones.

De nuevo, puede que no tengas problemas para leer tu pantalla y navegar por Windows. Sin embargo, es justo decir que un porcentaje considerable de usuarios que crecieron con Windows pueden tener problemas con Windows 11. Las herramientas de accesibilidad integradas en Windows pueden ser un buen primer paso, pero la Cumbre de la Capacidad de Microsoft debería ser también una ocasión para reexaminar lo que está mal en Windows 11.

Artículo original publicado en inglés en nuestra web hermana PCWorld.com.