Aquello de que “Spain is different” parece que también es aplicable en relación a los dominios en Internet. Según se desprende de las conclusiones del Congreso de Dominios celebrado en Madrid, las empresas españolas, al contrario que sus colegas europeas, no están interesadas en los dominios de Internet genéricos y sólo se preocupan por el de su propia marca.

Entre otros ejemplos que recoge una información de la agencia Efe, se hizo referencia al hecho de que, cuando las empresas se plantean un nuevo proyecto, en lo último en lo que se piensa es en si el dominio de esa nueva marca está libre. Una situación que, en ocasiones, puede provocar la ciber ocupación.

Las empresas reunidas en este congreso también remarcaron la necesidad de profesionalizar el sector y remarcaron que el valor de los dominios está basado en las pautas que marca Google, lo que provoca que, cuando el buscador modifica sus algoritmos de búsquedas, el valor de los dominios se vea afectado.

Por último, las empresas del sector alabaron la promoción pública que, sobre los dominios .es ha realizado la entidad pública Red.es, aunque al mismo tiempo se lamentaron de que su reducción presupuestaria ha hecho que en la actualidad haya disminuido su apoyo.