Junto a esta información de la CMT, el informe de implementación de la Comisión Europea que recopila datos hasta octubre de 2006, muestra que el índice medio de penetración de la banda ancha en el conjunto de la Unión Europea es del 15,7 por ciento, mientras que, hasta esa fecha, la cifra se situaba en un 13,8 por ciento en el caso español.

Así, en el conjunto de España, sólo en el pasado mes de febrero se contrataron 156.316 nuevas líneas de banda ancha, lo que sitúa el número total de conexiones en 6,95 millones. El crecimiento de este mercado sigue su línea ascendente como puede deducirse del hecho de que, durante los dos primeros meses del año, ha habido alrededor de 300.000 nuevas altas, alcanzando cotas similares al momento de máximo apogeo de la banda ancha en España, entre 2005 y 2006.

Asimismo, el informe de la CMT señala que febrero de este año también ha sido el mes en el que el acceso a la red de banda ancha mediante bucle desagregado compartido ha superado al acceso indirecto, alcanzando los 585.182 bucles desagregados, 15.000 más que las líneas de acceso directas.

Junto a estos datos de conexión, desde la CMT también han aportado cifras sobre la telefonía móvil, que también sigue en crecimiento. Así, durante el mes de febreros se dieron casi 250.000 nuevas altas de líneas de móvil, lo que sitúa en 47 millones de líneas de telefonía móvil las existentes en el mercado español. De éstas, 26,05 millones se han acogido a la modalidad de contrato y 20,95 millones están en el segmento de prepago.

Por operadores, Movistar ha tenido durante el mes de febrero un saldo neto positivo de 3.971 líneas, mientras que Vodafone y Orange han perdido 4.074 y 83.104 números respectivamente. Por su parte, el nuevo operador Yoigo ha conseguido captar 6.875 nuevas líneas y Euskaltel ha obtenido un saldo neto positivo con 76.845 números portados.

Ante estas cifras, la nota más negativa la ponen los operadores móviles virtuales Happy Móvil y Carrefour, que en febrero alcanzaron un saldo neto negativo de 69 líneas.