“Algunos de nuestros competidores apuestan por ser un jugador único en cada uno de esos terrenos. Nosotros preferimos ser una única compañía en la que el cliente puede encontrar todos los servicios que necesita”. Con estas palabras resumía Didier Lombard, presidente y CEO del grupo France Tèlècom la llegada a nuestro país de Orange, una nueva marca comercial con la que pasan a aglutinarse, bajo un único paraguas, las ofertas de móvil, Internet, telefonía y televisión que, hasta la fecha, se ofertaban a través de Amena, Wanadoo, Uni2 y Equant, respectivamente.

En palabras de Belarmino García, CEO de France Telecom en nuestro país, “queremos hacer de la convergencia una historia de éxito” y, para ello, se apuesta por una única oferta de servicios y productos, mejorar la relación calidad/precio, tener siempre en mente la innovación con el fin de dar un servicio de calidad conforme a las necesidades de los clientes, tanto residenciales como profesionales y empresariales.

Así, y aunque no se han querido facilitar muchos detalles, puesto que hasta diciembre no estará disponible, Orange ya ha desvelado que ofertará un teléfono que puede trabajar tanto sobre redes fijas como móviles, pudiendo incluso conectarse a la conexión ADSL y manteniendo siempre el mismo número. Los usuarios de este tipo de servicios mantendrán, además, la misma agenda de contactos.

Asimismo, y pensando en este usuario profesional, los responsables de Orange confirman que la telefonía IP será una de sus apuestas, pero concebida mucho más allá del PC. “Nuestro objetivo es ser el operador para todos los servicios, pese a que somos una compañía joven”, asegura Lombard. En esta materia, este responsable confirma que se intentara mantener el espíritu “fresco” dejado por Amena y Wanadoo, con el fin de ofrecer “algo muy diferente, pero muy cercano a las experiencias y necesidades del cliente”.

Por último, cabe señalar que la compañía unificará en unas horas todas sus páginas Web en una: www.orange.es