Intel ha empezado a ofrecer una serie de incentivos financieros para que los desarrolladores de aplicaciones móviles se animen a trabajar para su AppUp Center, que en estos momentos sólo es compatible con Windows. Entre los incentivos se incluyen pagos de 500 dólares a 250 desarrolladores entre el 1 y el 14 de abril, así como un bonus de 2 dólares por descarga para 100 aplicaciones durante el mismo período de tiempo. A esto habría que sumar los 5.000 dólares que Intel ofrece por aplicaciones gratuitas y 25.000 dólares para las de pago.  

Estos premios, que Intel denomina el Million Dollar Development Fund, están destinados a estimular el desarrollo de aplicaciones móviles para netbooks cuyo procesador sea Atom. Se espera que el próximo 9 de marzo Intel anuncie más premios para desarrolladores.

Aunque este tipo de productos (los netbooks) se han hecho muy populares entre los usuarios de portátiles, lo cierto es que suelen ser de menores prestaciones, tamaño y precio. El AppUp Center pretende cambiar este concepto, alentando el desarrollo de aplicaciones que hagan de los netbooks unos productos utilizables en más escenarios que los actuales. Intel tampoco descarta poder llevar luego estas aplicaciones a otro tipo de dispositivo que también posea procesadores Atom, como smartphones o dispositivos de mano.

Sin embargo, ha de hacer frente a la competencia de otras tiendas de aplicaciones. Tanto Apple como Google tienen ya sus propias ofertas destinadas al iPhone y dispositivos Android. Dos terminales que utilizan procesadores de ARM, rival de Intel en este terreno móvil. Frente a las miles de aplicaciones que ya ofrecen estas dos tiendas de aplicaciones rivales, la de Intel sólo acumula un centenar. Algo que la compañía quiere cambiar con esta iniciativa.