QuickData es el nombre de la tecnología que forma parte del denominado Intel Input/Output Acceleration Technology y con la que el fabricante busca actualizar los servidores de tráfico de red. Ahora, al compartirla con otros proveedores, la compañía pretende que los usuarios puedan beneficiarse de la aceleración de los procesos de networking al situar los datos que circulan por la red directamente en la memoria, franqueando etapas en las que el procesador está cargado mientras procesa todos los paquetes de datos transmitidos.

Antes, QuickData sólo trabajaba con servidores utilizando sus propios procesadores y tarjetas de red. Ahora, este movimiento de Intel permitirá que otros proveedores puedan emplear esta tecnología.

Fujitsu Siemens, IBM y Microsoft ya han dado su respaldo a esta iniciativa, e incluso el fabricante de procesadores Broadcom está evaluando diferentes formas de utilizar QuickData. Por su parte, VMware y Mellanox ya tienen también planes para su utilización.

Con este nuevo anuncio, Intel espera seguir avanzando posiciones frente a su máximo competidor, AMD, quien a principios de este año lanzó “Torrenza”, un proyecto con el que permite a los fabricantes optimizar sus servidores para tareas específicas incrementando el rendimiento en la placa base mediante la inserción de chips.